Cómo comenzar a controlar la ansiedad por comida. 10 alimentos saludables que te ayudaran a saciarla



Hace ya 18 semanas exactas que comencé con una nueva vida. Una vida que poco a poco va alcanzando más y más la luz al final de un largo y oscuro túnel de donde empecé. Un túnel del que si tú mismo no quieres salir nada ni nadie lo va a lograr por ti. 

La primera sensación que debe de pasar por tu cabeza para buscar un cambio o una alternativa al estilo de vida que llevas actualmente es casi, casi, tocar fondo y solo en ese momento es cuando o te sientas a parlamentar con tu bestia interior o probablemente acabe tomando el control de tal manera que nunca más volverás a ser la misma persona que eras. 



Se de muy Buena tinta que ahora mismo está en pleno auge el rollo sano, healthy, saludable, la alimentación buena, con comida rica proveniente de cosechas orgánicas y de animales que hayan sido tratados con dignidad y, lo respeto profundamente, han llegado pisando fuerte los nutricionistas, para comenzar a dar lecciones de vida, de cómo ser felices, de lo que comer, de cuando comerlo o el que,  pero una cosa es clara: 

Nadie o casi nadie de los que nos den ningún consejo han tocado fondo

Hablo mucho del fondo porque nadie o casi nadie de los que dan consejos han tenido nunca que enfrentarse a una adicción, si, llamémoslo por su nombre, la comida es una droga y genera adicción en un mundo donde todo a nuestro alrededor es consumible.
Piénsalo por un momento, la comida es la única droga de la que nadie tiene conciencia real de que lo es y encima no puedes no consumirla. El alcohol, aunque legal lo sabemos identificar como tal al igual que pasa con el Tabaco y podemos vivir sin ellos y por descontado no hablemos ya de las drogas ilegales.


El 59% de las muertes a nivel mundial están provocadas por una mala dieta.

Tratando entonces la comida como la adicción de ciertas personas (como yo mismo) que es, lo que no se puede tratar a estas personas es con 4 pautas básicas para una alimentación saludable porque, y lo he vivido en primera persona, la ansiedad que provoca ciertos momentos de la vida la enfocas en comer, comer y comer y quitar esa necesidad, esa satisfacción es a la vez malo y bueno.


¿porque es bueno?

porque es como debe de ser, debemos de tener el auto control suficiente como para poder dominar esa ansiedad, pero llegados a ciertos extremos esa ansiedad es incontrolable de una manera racional ya que se meten dentro factores como la costumbre y la necesidad. Para mí, esta ansiedad y no cubrir sus necesidades es un síndrome de abstinencia claro como pudiera tener cualquier otra persona adicta a cualquier otra sustancia, pero en esta ocasión no es una si no muchas sustancias y se catalogan como"comida" y encima dependemos de la comida a diario para la subsistencia.

¿por qué es malo?

Pues porque simplemente ese eres tú. No puedes cambiarte, y debes de asumir lo que eres. Una persona con una personalidad adictiva que tiene necesidad de comer para saciar su ansiedad. Hasta que no te des cuenta de eso, al igual que lo hice yo, no podrás avanzar y si no puedes avanzar no hay nada que hacer ni camino por recorrer. 



Es de vital importancia que aceptes lo que eres y que nadie más, por mucho que te gastes el dinero en personas que te den consejos sobre cómo hay que comer, cuánto y cómo, nunca lo vas a lograr.

Cierra los ojos por un momento y piensa en la memoria de tu vida desde que tienes uso de razón y calcula cuantas veces has estado a dieta. ¿Cuántas veces te has puesto a régimen, cuantos Milagros te han dicho o has intentado hacer? Eso es un error. Eres lo suficientemente inteligente y tienes la experiencia y sabiduría de sobra como para saber lo que hay que comer, lo que no hay que comer, cómo comerlo y cuando hacerlo o cuando no. Lo único que te falta es aceptar lo que eres y no encerrar a la bestia si no dejarla libre, pero marcándole el camino a seguir. No es cuestión de ir en su contra si no de enfocarla de manera positiva e inteligente hacia donde nosotros queremos. 
Hace mucho tiempo que digo la misma frase y creo que es una frase que me voy a cansar de repetir una y otra vez:

-El error de una dieta es hacer una dieta

Lo que debemos de hacer es aprender a gestionar nuestro tiempo, adaptándolo a nuestras necesidades, saber comprar, saber cómo cocinarlo y sobre todo saber organizar nuestra vida.

En este sentido creo que lo primero que nos viene a la mente es a controlar esa bestia sobre todo en las primeras semanas del cambio de hábitos saludables. Esas ganas imposibles de dominar sobre todo por las noches o en momentos en los que estás más cansado/a, estresada/o, necesitas comer para saciar eso. Atendiendo a lo que hemos comentado anteriormente no te cortes, adelante, satisface al monstruo, déjalo libre, pero dale gusto de manera inteligente con alguno de los siguientes alimentos que, basándome en mi propia experiencia, me he dado cuenta de que sacian muchísimo, dan placer, pero no te generan ese mal rollo de después del chute ya que comienza a haber conflicto vital sobre lo que es saciarte y lo que es saludable. Te acabas de comer algo que te apetecía muchísimo pero no te sientes tan culpable como en otras ocasiones y por fin has roto el círculo del que no lograbas salir.

 
Algunos de estos alimentos son los que te nombro a continuación:

  1. Frutos secos crudos
  2. Semillas de calabaza y girasol crudas
  3. Patatas, boniatos y batatas
  4. Mantequilla de cacahuetes casera o similar comprada sólo de cacahuetes triturados y nada más.
  5. Helados caseros de frutas congeladas
  6. Legumbres
  7. Cereales de grano entero y Quinua
  8. Panes integrales caseros de harinas integrales 100%
  9. Pasta integral de granos enteros o de harina de legumbres
  10. Nocilla casera sin azúcar
Parece mentira que después de esta lista no hayas quedado satisfecho y encima muchas de ellas las puedes combinar entre sí para elaborar otras mejores, más saciantes y más placenteras.

Por hoy ya me retiro, pero no sin antes hacerte un breve resumen de lo que hemos comentado en este artículo:

  1. La comida es una droga
  2. Somos adictos a la comida
  3. la ansiedad y no saciarla es un síndrome de abstinencia para el adicto a la comida
  4. Acepta lo que eres
  5. deja libre a la bestia
  6. gestiona tu tiempo y aprende a elaborar lo que realmente necesitas asi como a planificarlo
  7. Enfócate en hacer de tu debilidad una Fortaleza elaborando un camino inteligente donde no te pongas limites, pero si controles el contenido.
No es algo fácil, no hay magia en lo que te cuento ni unos conocimientos superiores en nada, te hablo desde años y años tirados a la basura intentando hacer dietas Milagros, subidas y bajadas de peso en un continuo bucle sin fin que al final me han ayudado a darme cuenta de que:

"El error de una dieta es hacer dieta"

Disfruta de tu vida y se todo lo feliz que tú mismo te dejes ser.
Hasta la próxima semana.

Espero que te haya gustado el post de esta semana, lo hayas disfrutado y sobre todo que te sirva tanto para disfrutar de la comida de una manera más sana y natural como para aprender algo de una manera amena y divertida.
Recuerda que para cualquier duda, consulta o aclaración puedes dejarme tus comentarios y estaré encantado de atenderte.
Recuerda seguirme en Facebook:
en Instagram:
Y puedes contactarme en:

Comentarios

  1. Cuanta razón tienes ... hay que bajar al infierno para encontrar el camino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que uno no toca fondo es cuando se da cuenta de que se está ahogando. La salvación pasa por uno mismo, nadie va a rescatarte si no nadas. Un saludo Rosa.

      Eliminar

Publicar un comentario

Espero tus comentarios y estaré encantado de atenderlos y responder a todas las dusdas o preguntas que tengas.

Entradas populares