Primeros pasos para unos Hábitos alimenticios saludables





Antes de nada, hacer una pequeña aclaración entre “Alimentario” y “Alimenticio”: 
  1. Alimentario significa que proviene de los alimentos o de la alimentación
  2. Alimenticio significa que alimenta o tiene la propiedad de alimentar
Nosotros nos vamos a quedar con la segunda opción y es la que vamos a intentar que seas capaz de discernir cada vez que vayas a comprar, a comer o a ingerir algún tipo de alimento para que no solo estés comiendo si no que además te esté nutriendo.
Cuando alguien quiere hacer algo sea lo que sea esto solemos comenzar con muchas energías el primer, segundo, puede que el tercer día también, pero tenemos que ser realistas, tantas ganas y energías se van diluyendo en el tiempo como una gota de tinta en un vaso lleno de agua.
¿Por qué? Me preguntarás.
Pues por que somos como niños pequeños que lo queremos todo ya, dicho y hecho, somos asi, no podemos evitarlo, si deseamos mucho algo no nos gusta que nos hagan esperar, es un fallo del sistema de ser un humano. Por eso, dentro de nuestras capacidades cognitivas y de razonamiento debemos reflexionar antes y meditar mucho lo que vamos o queremos hacer. 
Por este motivo quiero escribir este articulo para que te sea mucho más fácil enfrentarte a esta situación que, seguramente has experimentado en algún momento de la vida y sobre todo con los temas relacionados con la alimentación.
La alimentación es una droga, se ha convertido en una droga o la hemos convertido en tal. Todo el mundo se escandaliza cuando ve a una persona drogándose con alguna sustancia ilegal, pero nadie dice nada de una persona obesa comprándose un bollo industrial de chocolate. También tenemos enfermedades derivadas de la alimentación como la anorexia, o algunos tipos de bulimia (ya que hay mucho desconocimiento y no todas las bulimias son para estar delgado) y se creen que muchos tipos de cáncer provienen de la ingesta prolongada de ciertos alimentos. Todos estos comportamientos convulsos tienen un hilo conductor:

 La comida

"Entiéndase comida por cualquier cosa que comemos ingiriéndola por la boca pero que no tiene por que ser algo que nos nutra ni nos aporte nada a nuestro organismo". 

Por eso uno de los pasos principales a la hora de comenzar con hábitos saludables es:
Identificar a ciencia cierta los alimentos que NO me aportan absolutamente nada de nada e incluso me perjudican y me llena el organismo de sustancias nocivas para la salud. 
Este tipo de alimentos nos rodea a diario detrás de cada esquina, lo venden por todos lados en forma de snack, de bollo, galletas, pan, pasta, salsa, etc.…
Nuestro mayor enemigo en este punto es sin lugar a duda:

El azúcar 



Y sus derivados incluidos miel, sirope de agave, panela, azúcar moreno, fructosa, glucosa, etc.… cualquiera de sus formas y aspectos por muy natural que sea es azúcar y es lo más nocivo que hay para nuestro cuerpo y ¡¡¡OJO!!! Que no te estoy diciendo que no la consumas, pero si quiero que te fijes en las etiquetas de los alimentos que compras (sobre todos elaborados y ultra procesados) ya que incluso alimentos que no pensarías que la tienen llevan una cantidad alta de este veneno.
 
El segundo paso es una derivación de este primer paso y es:
Identificar a ciencia cierta los alimentos que SI me aportan algo beneficioso a mi organismo y, seguro que ya lo has adivinado, entre estas opciones nos encontramos con:
  • Carnes
  • Pescados
  • Verduras
  • Frutas
  • Cereales de grano entero
  • Semillas
  • Frutos secos
  • Pastas y harinas integrales
  • Aceites y grasas animales o vegetales, pero sin refinar
Eso es, no hay dieta saludable que no incluya un montón de verduras y frutas diarias, lo siento, sé que preferirías no comerlas pero si quieres estar sano y mejorar en tu vida hacia algo más saludable esto es lo que hay, pero no te preocupes por que no es tan malo como dicen si no que generalmente se cocinan mal y no se presentan de manera adecuada desmereciendo mucho lo que vamos a comer y por tanto quitándonos las ganas de continuar con esta dieta tal y como hablábamos al principio de este artículo.
Muy bien, pues resumiendo lo que llevamos hablado hasta ahora:
  1. Reflexionar sobre lo que queremos hacer y ser conscientes de que no lo vamos a conseguir en una semana.
  2. Saber los alimentos que no debo de comer porque no me aportan nada y sólo me perjudican.
  3. Identificar los alimentos saludables que debo de incluir a más del 75% en mi dieta diaria.
Hasta ahora todo queda claro y como verás no hay nada al azar, por suerte divina no vas a tener la salud que buscas asi que los primeros pasos son básicos.
Una vez dicho esto continuaremos con el siguiente gran paso, para mí, casi fundamental tras los 3 primeros:
Generar unos hábitos de comidas diarias estables, continuas y preestablecidas.
¿A que me refiero con esto?
Pues a que debemos planear y obligarnos a cumplir un mínimo de comidas diarias básicas que por ningún concepto debemos de saltarnos sea cual sea el motivo (incluso aunque hayas salido de fiesta la noche anterior).
Siendo asi para mí las comidas básicas son:
  • Desayuno
  • Media mañana
  • Comida
  • Merienda
  • Cena
Y si se diera el caso de que entre medias de estas comidas tienes ansiedad, hambre o desesperación te voy a dar las claves:
Fruta, fruta y más fruta. 


En todas sus variedades, vertientes, clases, familias, géneros y subgéneros, pero fruta, en la fruta está la clave y hay millones de clases para todos los gustos, colores y preferencias.
Las ideales para llevar encima son las que podemos pelar sin necesidad de herramientas como puedan ser:

  •  fresas
  •  mandarinas
  •  plátanos
  •  frambuesas
  •  grosellas
  •  arándanos
  •  manzanas
  •  etc.…
También derivado de este punto y, siempre mirando hacia el futuro, te darás cuenta de que la previsión y hacer los deberes con antelación es fundamental, me explico:
Si sabes que comes en el trabajo y que no vas a poder cumplir tus objetivos de no ingerir comidas inadecuadas pues entonces prepáratelo tu para llevar al trabajo, de verdad que no cuesta nada y te acabará gustando y disfrutando de saber que comes lo que comes por que tu lo has elegido con cabeza y estás ingiriendo justamente lo que quieres comer, ni más ni menos. 
Este punto puede parecer muy pesado, una alternativa que te doy es que seas muy consciente de lo que vas a comer si comes en un comedor de empresa o en un restaurante de menú, siempre hay una opción saludable o menos perjudicial.
Lo mejor es sentarte un día en casa, tranquilo, descansado, feliz y planearte la semana siguiente pensando en lo que puedes y no puedes hacer con respecto a tu alimentación, si vas a llevarte comida al trabajo o si no, si vas a comprar esto o lo otro y a que horas vas a hacerlo y cuelga este cuadrante de la pared, en una puerta o algún sitio visible. Verás como te sorprende seguir algo preestablecido.
De todos modos, para este punto ya te daré las claves más adelante por que lo primero que quiero que hagas es habituarte a hacer las comidas correctas y a que hagas una compra adecuada quitando de en medio todo lo que no debes de tener en casa.
Hoy voy a poner punto final a este articulo por que no quiero sobrecargarte de información que caigan en saco roto tal y como hablamos al principio.
Quédate con estos 4 conceptos:
  1. Reflexiona sobre tus objetivos
  2. Identifica alimentos saludables de los que no lo son y deshecha estos últimos
  3. Habituate a realizar la pauta diaria de comidas a rajatabla, aunque haya una catástrofe medioambiental
  4. Planificate la semana, escríbelo y sigue ese cuadrante. Te sorprenderás de lo que se consigue cuando hay planificación previa.
Y recuerda que lo que buscamos con esto es una vida plena, feliz y saludable. No tenemos prisa y en cuestión de unas semanas notarás los primeros beneficios.
¡¡¡Disfruta!!!
 
Espero que te haya gustado el post de esta semana, lo hayas disfrutado y sobre todo que te sirva tanto para disfrutar de la comida de una manera más sana y natural como para aprender algo de una manera amena y divertida.

Recuerda que para cualquier duda, consulta o aclaración puedes dejarme tus comentarios y estaré encantado de atenderte.

Recuerda seguirme en Facebook:


en Instagram:


Y puedes contactarme en:

info@sergiorecetas.com

Comentarios

Entradas populares