Cómo hacer pudding de semillas de chía. Disfruta del desayuno saludable del momento



Bienvenidos/as una semana más a mi pequeño templo de salud gastronómica. El post de esta semana no lo tenía pensado subir por el momento, pero visto el éxito y la aceptación que ha tenido en las diferentes publicaciones que he realizado en las RRSS me he decidido a subirlo inmediatamente. Me refiero al:

Pudding de semillas de chía

Una receta de lo más sencilla, pero con infinidad de posibilidades y, además, y lo que más nos gusta, que es super saludable, con un montón de propiedades y beneficios nutricionales y que por lo tanto es perfecto para una dieta rica, sana y variada.

las semillas de chía merecen ser denominadas un superalimento ya que son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3 (ácido alfa-linolénico) ALA de origen vegetal.



Además, son muy saciantes por lo que van perfectas para esos momentos de ansiedad ya que absorben 10 veces su peso en agua y nos dan sensación de llenos.

Eso sí, no se aconseja consumir más de 2 cucharadas soperas de estas semillas por día en el caso de adultos y de una cucharada en el caso de los niños.

Ingredientes para 2 raciones:

  • 4 cucharadas soperas de semillas de chía
  • 1 taza de leche fresca de vaca, vegetal, café e incluso agua infusionada con algún té o similar (250gr)
  • Si quieres endulzarlo puedes usar algún tipo de azúcar de bajo índice glucémico como la de coco
  • Si quieres chocolatear la leche usa 1 cucharadita de cacao en polvo desgrasado.
  • Frutas frescas, frutas congeladas, frutos secos, otras semillas, etc.… para los toppings

Elaboración:

  1. Es tan fácil la elaboración que casi me da vergüenza escribirlo como una receta, jejeje, no, en serio. Pon en un bol las semillas de chía y el cacao si lo vas a chocolatear y mézclalo antes de añadir el líquido. 
  2. Pon el líquido en cuestión ya sea leche vegetal o de origen animal, café o infusión y mezcla bien con ayuda de una cuchara, deja reposar unos minutos y vuelve a mezclar bien y así un par de veces más. Mete en la nevera entre 1 y 8 horas antes de consumir. Lo ideal es de un día para otro.
  3. Coloca el pudding de chía en los vasitos de presentación y decora con el topping que hayas elegido. Lo ideal es que lo adaptes a tus necesidades, pero una mezcla de frutas frescas, congeladas y secas son lo ideal.

 Fotos:

Pudding de chía con leche fresca desnatada y mango congelado

Pudding de chía con leche fresca desanatada y frutos rojos

Pudding de chía y café sólo con arándanos y frambuesas

Es perfecto para desayuno, postre o merienda, no tiene sabor por sí mismo por lo que puedes tunearlo al gusto usando cualquier liquido incluido yogurt o usando un poco del pudding de chía para acompañar otros platos que prepares ya sean ensaladas u otros postres como unas tortitas de avena y plátano.

Como ves más sencillo no puede ser y te descubrirá un mundo de posibilidades saludables e ideas frescas para añadir a tu dieta sin robarte mucho tiempo.

Espero que lo disfrutes y que experimentes nuevos sabores y formas de presentación.

¡¡¡Hasta la próxima semana!!!

Recuerda que, si tienes dudas, te atascas con alguna receta o necesitas ayuda con algo puedes escribirme en los comentarios o a través de las siguientes vías de comunicación que pongo a disposición de todos vosotros:

 Facebook:
en Instagram:
Y puedes contactarme en:

Comentarios

Entradas populares