7 Recetas de desayunos saludables 100% realfood muy fáciles. Ideas para cada día de la semana




 Seguramente todos en algún momento de nuestra vida hayamos pasado por la cruz de haber tenido que ponernos a dieta para perder esos kilitos de más. Y seguramente a todos nos haya costado sólo el hecho de pensar en toda el hambre que vamos a pasar, la ansiedad, las peleas con la báscula y de que, "qué vida es esta sólo comiendo lechuguitas y verduritas". 


Uno de los problemas más comunes para afrontar el día (sobre todo de los españoles) es sin lugar a duda la primera comida del día. Nos levantamos con la hora pegada, de mal humor porque nos hemos acostado tarde, nos tomamos un trago largo de café y a funcionar. Pues no, y por eso hoy te voy a enseñar a que comiences el día bien para que desayunes correctamente y para ello te voy a dar las claves, trucos y consejos y además te voy a dar:

7 recetas de desayunos saludables 100% RealFood muy fáciles


En realidad, es una receta para unificar pero que vamos a darle diferentes matices para que tengas, de una manera fácil y rápida el acceso a desayunar cada día diferente sin complicarte la existencia y que termine cayendo en saco roto.

Debido a como lo vamos a elaborar estos desayunos son perfectos para comerlos entre primavera y verano ya que son fríos y refrescantes además de coloridos pero que se pueden comer cuando nos apetezcan.


Todo lo que aquí te voy a contar lo saco directamente de mi propia experiencia, sé que cada cuerpo y cada mente es un mundo, pero créeme que si sigues mis consejos al pie de la letra tu vida va a cambiar y lo va a hacer por una alimentación sana, rica y autentica.


Lo primero que te voy a decir es que te olvides de que no vas a comer, es un error, si sigues mi método no vas a pasar nada de hambre, es más, puede que hasta te dejes algo en el plato.


Cuando llega el momento en que sabemos que necesitamos quitarnos esos kilos de más por salud lo primero que debemos de hacer es una catarsis emocional y saber a ciencia cierta hacia nosotros que sí, que lo debemos hacer y que es por nuestra salud que está en riesgo. Una vez que hemos llegado a ese punto lo que debemos de hacer es deshacernos de todo lo malo que hay en casa, aunque esté lleno, quita aceites y azúcares refinados, tira harinas blancas, fritos, snacks poco saludables, congelados, elaborados, ultra procesados, salsas, cereales hiperazucarados, bollería industrial, ..., puede que pierdas algo de dinero ahora, pero lo ganaras en salud.


Una vez que estamos a cero el siguiente paso es ir a la compra y para eso te doy 2 consejos:

  1. que hagas una lista con lo que necesitas en casa en un momento de tranquilidad 
  2. que calcules más o menos lo que te vas a gastar y no lleves más dinero disponible. 

Si quieres saber algo más de como ahorrar comprando puedes leer este artículo sobre:


 

Si sigues estos consejos al menos tendrás la garantía de que habrás comprado lo que ibas a comprar.


Ahora vamos a ver qué es lo que necesitarás para hacer cada día esos desayunos completos y saludables que te prometía al principio:

  • avena natural en copos
  • leche fresca desnatada de vaca o puedes usar una leche vegetal pero atento a que no lleve azúcar
  • semillas de chiia
  • semillas de calabaza
  • semillas de lino dorado
  • nueces
  • anacardos
  • avellanas 
  • arándanos
  • grosellas
  • frambuesas
  • fresas
  • plátanos de canarias
  • piña
  • Huevos de gallinas criadas en libertad
  • aguacates 

Cómo me gusta ver estas compras, uno se siente vivo y se da cuenta de que hay un mundo que está ahí pero que desconoce y tira de lo primero y más llamativo. Cuando vamos a comprar somos como hurracas que nos dejamos guiar por los coloridos brillantes de la mala alimentación cuando lo que realmente importa es lo opaco de los colores naturales que nos da la madre tierra.


Ya tenemos nuestra compra de desayunos (para estos que te voy a enseñar hoy, otro día te enseñaré muchos más). Ahora te voy a dar las claves para que puedas empezar a trabajar tú en casa.


Cada noche antes de irte a dormir vas a mezclar en un bol:


65gr de copos de avena + 180gr de leche + 15gr de semillas de chiia


importante no mezclar ni mover, simplemente pones los copos, pones las semillas, las mezclas bien antes de poner la leche y una vez que pongas la leche no mezcles ni remuevas y este tazón lo dejas en la nevera tapado con plástico de cocina si lo deseas para que no coja olores de otros alimentos.


Y esta de aquí arriba va a ser nuestra base de desayunos en la que vamos a juntar hidratos de carbono complejos de lenta absorción de la avena, proteína pura de las semillas de chiia y de la leche además de un montón de nutrientes super beneficiosos para nuestro organismo de los que pocos se querrán desprender.

Para el siguiente nivel de nuestro desayuno te doy las claves:

3-4 Frutas diferentes + semillas variadas + frutos secos + proteína o grasa natural (como sea el aguacate)
 

Ahora nos toca variar a nosotros el siguiente nivel adaptándolo a nuestros gustos y variándolo cada día de la semana y para ello puedes hacer mezclas de frutas, semillas, frutos secos huevos cocidos, huevos 7 minutos, huevos escalfados, aguacates, etc...






 Tambien puedes añadir a la mezcla de avena y semillas de chía 1/2 cucharada de cacao en polvo desgrasado sin azúcar para darle un toque de chocolate muy divertido y si te resulta muy amargo puedes endulzarlo con un poco de dátil triturado con agua o en polvo como ya te enseñé a hacer en un articulo hace unas semanas.






 ¿Ves?  sin darte cuenta hemos preparado un bol de desayuno diferente cada día de la semana, un bol que te recomiendo que te comas por filas saboreando el sabor original de cada fruta o cada componente del mismo. A mí personalmente me flipa el huevo cocido 7 minutos con la yema fundida entre los copos de avena con un toquecito muy pequeño de sal y después romper esa monotonía con la siguiente fila de frambuesas, de arándanos, de fresas, de plátanos, sintiendo el crujiente de las semillas de lino o de calabaza o el sabor intenso de las nueces, de los anacardos o avellanas. Me recreo en cada cucharada y sólo de ver ese espectáculo ante ti cada mañana lleno de color y encima saber que es sano, completo y que haces lo que se debe de hacer por una alimentación más sana, variada y equilibrada harán de tus mañanas un momento del día menos gris.

Anímate a probar una semana y te aseguro que no volverás a lo de siempre. 

Espero que te haya gustado el post de esta semana, lo hayas disfrutado y sobre todo que te sirva tanto para disfrutar de la comida de una manera más sana y natural como para aprender algo de una manera amena y divertida.

Recuerda que para cualquier duda, consulta o aclaración puedes dejarme tus comentarios y estaré encantado de atenderte.

Recuerda seguirme en Facebook:


en Instagram:


Y puedes contactarme en:


Y la semana que viene: 

Comentarios

Entradas populares