Croquetas Realfood. Cuando lo bueno se transforma en algo mejor



Bienvenidos/as una semana más a mi pequeño templo de salud gastronómica. 

Esta semana quiero mostraros la diferencia entre comer saludable y perder peso. 

¿Porqué? 

Me preguntarás, pues porque parece ser que cuando se habla de comer salud lo primero que se nos viene a la cabeza (aquí podemos apreciar los efectos tan increíbles de las innumerables campañas de marketing a las que nos someten día a día desde hace décadas) es a la pérdida de peso, es increíble, es inmediato, hablamos de comer sano y lo primero que piensa quien sea es se ha puesto a perder peso y no, recuerda:


comer saludablemente ≠ perder peso

De hecho, se puede comer muy saludablemente y engordar. 

¿Y por qué os cuento todo esto?

Pues porque la receta de esta semana es una receta saludable pero no hay que abusar de ella y debemos de dejarlo para ocasiones especiales. No por que hayas leído en el título de esta misma entrada:

 "Croquetas INTEGRALES" 

te vayas a pensar que te puedes atascar a comer croquetas.

Lo que quiero transmitirte es que podemos adaptar las recetas de toda la vida y hacerlas un poco más saludables en cuanto a nutrientes, químicos, procesados, etc.… y transformarlas en parte en algo mucho mejor para comer, pero repito de nuevo: 

Sólo para ocasiones especiales y muy de vez en cuando

Aclarado un poco el tema entre alimentación saludable y perder peso paso ya a la receta en cuestión que está para chuparse los dedos y repetir y repetir por lo que deberás de tirar de fuerza de voluntad para controlarte por que estas croquetas integrales RealFood son un pecado capital.

Croquetas de Lubina y cilantro:

 Ingredientes para unas 80 croquetas de unos 30gr cada una:


  • 1/2l de leche entera fresca
  • 1/2l del caldo de cocer la lubina
  • 3 lubinas de unos 300gr/una (que una vez limpias se quedan en unos 300gr de carne útil)
  • 160gr de mantequilla sin sal de buena calidad
  • 160gr de harina de trigo integral
  • 10gr de sal marina
  • 1gr de pimienta blanca
  • 1gr de nuez moscada
  • Cilantro fresco
  • La ralladura de 1 limón
  • Para rebozar usaremos pan rallado de algún pan casero que hayamos hecho nosotros con anterioridad y que tengamos ya duro. (Yo para esto voy guardando picos y esquinas de pan para hacerme mi propio pan rallado integral RealFood)
  • 2-3 huevos
  • Un poco más de harina de trigo integral

Elaboración:


  1. Lo primero será poner una pequeña olla al fuego con agua y hasta que comience a hervir. En ese momento añadiremos los filetes de lubina ya limpios de piel y espinas (podemos pedir a nuestro pescadero que nos los deje limpios). Una vez cocidos unos 5-6 minutos sacamos y reservamos al igual que el caldo donde los hemos cocido.
  2. En otro cazo añadimos la mantequilla a fuego medio-alto y cuando esté fundida añadiremos la harina de espelta, removemos bien para que se cocine durante unos 2 minutos y a continuación añadimos el caldo de cocer el pescado, mezclamos con ayuda de una varilla hasta que esté bien ligada y a continuación añadiremos la leche, removemos suavemente también hasta que se haya ligado todo y ponemos la lubina cocida desmigada, las especias, la sal y la ralladura del limón. Mezclamos y removemos con una espátula de goma hasta que la masa se despegue de las paredes de la olla.
  3. Añadimos el cilantro picado a la mezcla y removemos.
  4. Ponemos la masa en una bandeja y cubrimos pegada a la masa con plástico de cocina. Dejamos enfriar mínimo 12 horas en nevera antes de usar.
  5. Una vez fría la masa procederemos a dividirla para hacer las croquetas y amasando cada parte de la división usando un poco de harina de trigo integral más para evitar que se pegue a la mesa, haremos un churro de masa y la cortaremos en porciones del tamaño de ración que deseemos. 
  6. Hacemos bolas que es más fácil y las metemos ne huevo batido y el pan rallado integral casero, las ponemos en bandeja y listas para usar.
  7. Para que sean RealFood importante freírlas en AOVE a unos 180ºC y siempre a la gran fritura para que absorban menos aceite (en algunas ocasiones más es menos y mejor). Puedes hornearlas a 200ºc en el horno hasta que estén bien doradas.
  8. Disfrutarás del sabor suave de la lubina y festivo y divertido del cilantro y el limón. Yo las he presentado sobre mijo inflado crujiente especiado.
 



Croquetas de pollo al estragón con verduras

Ingredientes para unas 80 croquetas de unos 30gr cada una:


  • 1l del caldo de cocer el pollo y las verduras
  • 300gr de pollo ya limpio sin hueso ni piel
  • 1 zanahoria
  • 1 ramita de apio
  • 1 cebolla blanca
  • 1 manojo de estragón fresco (un poco para el caldo y otro poco para cuando hagamos la bechamel)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 ramillete de perejil fresco
  • 160gr de AOVE
  • 160gr de Harina de espelta integral
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Para rebozar usaremos pan rallado de algún pan casero que hayamos hecho nosotros con anterioridad y que tengamos ya duro. (Yo para esto voy guardando picos y esquinas de pan para hacerme mi propio pan rallado integral RealFood)
  • 2-3 huevos
  • Un poco más de harina de espelta integral

Elaboración:


  1. Para comenzar con nuestras espectaculares croquetas de pollo al estragón debemos de hacer un caldo de pollo con el pollo, las verduras, el laurel, una parte del estragón y el perejil fresco. Lo ponemos a cocer y desde que rompa a hervir unos 45 minutos. Tendremos que ir desespumando.  Una vez terminada la cocción sacamos el pollo, las verduras y colamos bien el caldo que reservaremos.
  2. Ponemos una olla al fuego y añadimos el aceite, ponemos el fuego a potencia media-alta y cuando se haya calentado el aceite añadiremos la harina y rehogaremos durante 2 minutos para que se cocine bien. A continuación, añadiremos el caldo de pollo y mezclaremos con ayuda de una varilla hasta que se haya integrado bien, después pondremos las verduras y el pollo de la cocción del caldo bien picadito todo y mezclaremos con ayuda de una espátula de goma.
  3. Dejaremos al fuego moviendo continuamente hasta que la masa se despegue de las paredes de la olla, en este momento pondremos el resto del estragón picado y mezclaremos bien. Disponemos la masa sobre una bandeja y cubrimos con film transparente. Dejamos enfriar al menos 12 horas antes de usar.
  4. Procederemos a formar las croquetas al igual que en las de lubina, pero esta vez (para diferenciarlas) estiraremos las bolas para darles esa forma cilíndrica tan característica de las croquetas.
  5. Pasamos por huevo y el pan rallado casero integral y ponemos sobre una bandeja.
  6. Sólo nos resta freírlas al igual que la receta anterior y sacar a un plato con papel absorbente. Disfruta de este saborazo anisado del estragón que también le va muy bien si haces croquetas de setas. También puedes hacerlas al horno.
  7. Ambas recetas soportan congelación, una vez congeladas bien estiradas sin amontonar puedes pasarlas a un tupper y perfectamente estarán hasta 3 meses. Sólo sácalas un par de horas antes de usarlas y fríelas bien. Disfrutarás con este aperitivo y agasajarás a tus invitados dándoles algo un poquito más saludable.
  8. Yo las he presentado sobre arroz inflado casero especiado y un toque de mi salsa de tomate especiada casera.
 

Espero que te guste el post de esta semana y que disfrutes de una alimentación cada vez más rica, sana, variada y sobre todo real y autentica.

Recuerda que, si tienes dudas, te atascas con alguna receta o necesitas ayuda con algo puedes escribirme en los comentarios o a través de las siguientes vías de comunicación que pongo a disposición de todos vosotros:

 Facebook:
en Instagram:
Y puedes contactarme en:

Comentarios

  1. Muy buenas recetas, fotos muy bonitas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amparo, un placer tenerte de nuevo por aquí. Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Espero tus comentarios y estaré encantado de atenderlos y responder a todas las dusdas o preguntas que tengas.