Recetas tradicionales de siempre. Merluza en salsa de vino blanco



 Introducción:

  • Esta es una de esas recetas que tenía guardada en el tintero desde hace ya unos meses y a raíz de una de mis últimas publicaciones en las RRSS en la que os subía una merluza en salsa con gambas y mejillones y me pedíais la receta pues he aprovechado para desempolvarla y sacarla a la luz y mostraros de una manera fácil y sencilla como hacer esta:

Merluza en salsa de vino blanco con piquillos y Espinacas frescas


Sabores clásicos que nunca defraudan.

Ingredientes Para 8 personas:

  • 1 merluza entera de 1,5kg aproximadamente
  • 5 Dientes de ajo
  • 1 chile rojo fresco (opcional pero es interesante por que le da mucho cuerpo a la receta)
  • 2 Cebollas blancas
  • 1 buen manojo de espinacas frescas
  • 1 bote de pimientos de piquillo
  • 1 vaso de vino blanco de buena calidad (en mi opinión un verdejo o un albariño está bien)
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra para freír
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Harina de trigo (4 cucharadas para la salsa y algo más para enharinar el pescado)
  • 1l-1,5l de fumé de pescado con la espina de la merluza
  • Gambas, almejas, mejillones (opcional)
  • Unas tostas de pan de espelta (opcional)
  • Estragón seco (muy interesante pero opcional)

Elaboración:

  1. Lo primero que haremos será limpiar la merluza abriéndola en dos filetes grandes, le quitaremos bien las espinas con ayuda de unas pinzas de pescado y la cortaremos en porciones de unos 150gr/una. Las salpimentamos al gusto y las pasamos por la harina de trigo.
  2. Vamos friendo en abundante aceite de oliva virgen el pescado a fuego moderado sin superar los 170ºC. Este paso es simplemente para sellar el pescado por lo que no debemos de cocinarlo hasta que esté hecho si no que se selle por ambos lados y listo. Lo sacamos a una fuente con papel absorbente y reservamos.
  3. Colamos el aceite de freír y cogemos una parte para cocinar las verduras (el resto lo podemos usar para otras elaboraciones de pescado).
  4. Con las espinas del pescado haremos un fumet tal y como te indico en esta receta.
  5. En una cazuela lo suficientemente grande como para que nos entren todas las raciones de pescado la ponemos a fuego medio y añadimos el aceite de freír el pescado ya colado (no todo, con unas 4-5 cucharadas será suficiente), cuando esté caliente añadiremos los ajos bien picaditos y el chile rojo también bien picadito en tiritas finas, doramos los ajos y a continuación añadimos la cebolla en brunoise, dejamos que se cocine suavemente sin que coja color y cuando esté transparente añadiremos la harina que rehogaremos un par de minutos para evitar que sepa a eso, a harina. A continuación añadiremos el vino blanco que dejaremos evaporarse un minuto (¡¡¡atención!!! a esto ya que al tener harina se espesará por eso es importante que el fuego no esté muy fuerte), después de ese minutillo evaporando parte del alcohol del vino añadiremos el caldo de pescado y aquí ya subiremos el fuego al máximo y dejaremos cocer entre 8 y 12 minutos para que se concentren todos los sabores.
  6. A mitad de cocción de la salsa iremos metiendo en esta las tajadas de pescado con la piel hacia abajo para que se vea todo clarito, dejaremos cocinandose unos 4 minutos más y añadiremos los piquillos y dejamos otros 3 minutos y en los últimos 3 minutos añadiremos las espinacas cortadas en juliana gruesa por encima de todo el conjunto y con el propio vapor de la cocción se terminarán de hacer.
  7. En esta ocasión he decidido presentarla sobre una tostada de pan de espelta para completar este plato que, sinceramente, enamora por su sencillez y por su sabor tan espectacular. Una bocanada de esponjosidad y suavidad sin necesidad de químicos ni cosas raras. Pura delicia en tu cocina.

Fotos:




Notas, Consejos y Sugerencias:


  • Otra opción con esta misma salsa es ponerle otros ingredientes más exclusivos si queréis darle un toque más fino a la merluza y es poniendo por ejemplo uno mejillones, unas almejas y unas gambitas en la salsa mientras cuece en lugar de los piquillos y la espinaca aunque todo junto también se podría poner pero para mi ya sería excesivo.


  • Yo he terminado la merluza en el fuego pero puedes tenerla hecha por separado de la salsa y acabarla en el horno junto a la salsa cuando quieras servirla, es decir, que esta receta te permite tenerla hecha con anterioridad.


    Si te ha gustado la receta recuerda dejarme tus likes, compartiendo este post y escribiendome tus comentarios y dudas.
    Sigueme en facebook:
    o en Instagram:

Comentarios

Entradas populares