Receta de Pan de Espelta con Avena y Semillas de Lino Dorado



Introducción:

  • Desde hace un tiempo a esta parte está tomando mucha fuerza la "Espelta", también conocida como escanda o escaña mayor en España y en Sergio Recetas no nos íbamos a quedar atrás sin preparar algunas deliciosas recetas con este singular cereal y en concreto panes como este Pan de Espelta y Avena que además hemos mejorado aún más si cabe con un buen puñado de semillas de lino dorado que nos dará mucha fibra y un crujiente muy divertido. No te lo puedes perder.


  •  La Espelta es mas resistente que el trigo común a climas extremos pero su producción es menor por eso su precio es un poco más elevado que el de la harina estándar pero creeme que su sabor es mucho más intenso y esa excasa producción nos garantiza casi al 100% que su producción es casi ecológica en su totalidad.
  • Aunque no es trigo contiene gluten pero eso si es mucho más digestivo y tiene unas interesantes mejoras nutricionales comparándolo con el trigo común.

Información nutricional por 100gr:

Contiene mayores niveles de riboflavinas y niacinas que el trigo común así como unos niveles de fibra mayores.
  • 126 Calorías
  • 1,6gr de Grasas
  • 26,46gr de Hidratos de Carbono
  • 5,04gr de Proteínas

Alérgenos e intolerancias:

 

Rendimiento, Tiempos, Coste y precio de venta:

  • Numero de Raciones: 900gr de Masa
  • Tiempo de Preparación: 20 Minutos
  • Tiempo de Cocción: 50 Minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Coste por Ración: Menos de 1,50€
  • Precio de Venta al Publico: 6€/pan de kilo

Ingredientes:

  • 300gr de Harina integral de espelta
  • 200gr de Harina de avena
  • 130gr de Masa Madre natural
  • 14gr de Sal
  • 330gr de Agua
  • 80gr de Semillas de Lino dorado
  • 12gr de Levadura de panadero (opcional si no tienes tiempo y quieres acelerar el proceso de fermentación)

Elaboración:

  1.  Mezclamos todos los ingredientes en un bol y los mezclamos bien con ayuda de una cucharón o con la mano hasta que se hayan mezclado todos bien. En ese momento enharinamos una superficie de trabajo y ponemos la masa sobre la mesa y comenzamos a amasar con las manos (si tienes maquina amasadora te ahorras este paso) de abajo a arriba golpeando sobre la mesa hasta que la masa sea elástica, homogenea y no se nos pegue a las manos. La ponemos en un bol enharinado y la tapamos con film transparente y dejamos que repose en un sitio cálido entre 2 y 8 horas dependiendo de si hemos usado o no la levadura de panadería.
  2. Cuando haya levado la masa la sacaremos del bol sobre una superficie enharinada y aplastaremos con las manos para expulsar los gases de la fermentación y así reavivar de nuevo las bacterias para que vuelvan a ponerse a trabajar y nos den fermentación. Al formar la hogaza, loa barra o lo que sea que hagamos al darle forma recuerda darle bien de tensión a la masa para que el gluten nos genere una miga bien formada y facilite una miga compacta y magnifica. Ponemos sobre una bandeja de horno con papel antiadherente, hacemos unos cortes con una cuchilla ligeramente profundos y tapamos con un paño limpio de cocina. Dejamos reposar.
  3. Precalentamos el horno a 250ºC con una bandeja metálica dentro para añadir el agua para hacer vapor a la hora de hornear el pan y que nos de unas greñas estupendas y una corteza super crujiente.
  4. Pasados unos 35-50 minutos veremos como el pan se ha desarrollado y las rajas que hemos hecho se han abierto dejando a la vista el interior de la miga totalmente formada tal y como la encontraremos cuando termine la cocción.
  5. Horneamos el pan añadiendo un vasito de agua a la bandeja que teníamos dentro del horno durante 12 minutos a 250ºc y después quitaremos la bandeja metálica del agua, pondremos el pan sobre la piedra de hornear (si disponemos de ella si no en lo más bajo del horno) y bajaremos la temperatura a 200ºC y dejaremos horneandose unos 35 minutos más.
  6. Pasado ese tiempo sacaremos del horno y dejaremos enfriar antes de consumir sobre una rejilla metálica para evitar que se humedezca la base.
  7. Es un pan perfecto para pescados blancos al vapor, a la sal o similares donde lo que queremos es simplemente resaltar los sabores naturales de lo que ponemos en el plato.

Fotos:









Notas, Consejos y Sugerencias:


  • Hay harina de espelta blanca por si no nos gusta tan integral.
  • Podemos congelarlo una vez hecho y frío.
  • Si lo mezclamos con centeno en lugar de con avena sería perfecto para carnes rojas guisadas como un estofado de rabo de ternera.
¿Conocías la espelta? ¿Que harina te gusta más para elaborar panes en casa?

Comentarios

  1. Ummmmmm......Sergio que pan tan maravilloso para este fin de semana tomarme una rica tostada¡¡¡¡¡
    Seguro que se acabo pronto......¡¡¡¡¡
    Bss y feliz fin de semana¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No duró ni un asalto jejeje pero con que alegría te lo comes cuando es todo casero, sano y natural. Muchas gracias.

      Eliminar

Publicar un comentario

Espero tus comentarios y estaré encantado de atenderlos y responder a todas las dusdas o preguntas que tengas.

Entradas populares