Cómo confitar naranjas. Especiales para el roscón de reyes




Hace ya unas semanas que me he vuelto a reencontrar y a hacer las paces con los roscones de reyes. Los odiaba a muerte, los aborrecía, era odio mutuo, no sé por qué, pero no nos llevábamos bien por muchos motivos, pero, muchos años después del último roscón que hice y, quizás debido a mi creciente y nunca olvidada pasión por las masas donde, será por la edad, quizás la experiencia o el haber trabajado mucho con pan, que ahora miro de forma diferente los roscones. Me he vuelto a pringar hasta el cuello y quiero y tengo el propósito de hacer el mejor roscón de reyes de Madrid.


¿Por qué te cuento todo esto dentro de una receta que no es de roscón?

Pues porque un buen roscón de reyes debe de tener la mejor de las:

Naranjas confitadas 

por encima a modo de decoración y complemento y, además, con el almíbar que quede de cocer estas naranjas vamos a usarlo para la masa de nuestro roscón potenciando gradualmente y de manera muy buena el mismo.

Para unas 25-30 rodajas necesitarás:


  • 2 naranjas grandes
  • agua para cubrir (2 veces) 1l cada vez
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1kg de 800g de azúcar

Elaboración:


  1. Lava bien las naranjas y sécalas.
  2. Corta rodajas gruesas de 1/2cm de grosor.
  3. Mételas en un cacillo que sea más o menos justo para la cantidad de naranjas que vas a confitar. Contra menos espacio haya y menos vueltas den las naranjas mejor.
  4. Cúbrelas con el agua y añade el bicarbonato. Lleva a ebullición y deja cociendo unos 5 minutos. Escurre las naranjas. Este paso es para quitar el amargor natural de la parte blanca de la naranja.
  5. Pon en el mismo cazo ya vacio la segunda cantidad de agua y añade el azúcar. Mezcla bien para que se disuelva por completo y mete dentro las rodajas de naranja de antes.
  6. Lleva a ebullición y cuando rompa a hervir tapa la cazuela y baja el fuego al 40% de su potencia, menos de la mitad. Deja que se cocinen así durante 1 hora.
  7. Pasada esa hora verás que las rodajas son translucidas. Sácalas a una rejilla para que se escurran bien.
  8. Este paso es importante ya que es el secado y se puede hacer de 2 maneras. A temperatura ambiente entre 2 papeles de horno y tarda entre 2 y 4 días dependiendo de la temperatura de la zona donde vivas y la humedad o bien puedes meterlo entre estos 2 mismos papeles de horno y darles un golpe de horno a 160ºC unos 15-20 minutos.
  9. No tires el almíbar restante de cocer las rodajas de naranja ya que una vez frío, pero no de nevera puedes usarlo para la masa del roscón de reyes y le va a dar muy buen sabor y un toque muy especial e incluso podrías prescindir del agua de azahar si no te va mucho.
  10. Una vez frías y bien escurridas puedes conservarlas entre papel antiadherente de horno haciendo capas de naranjas confitadas y papel y meterlas en un recipiente metálico, a ser posible, para su mejor conservación.
  11. Además de para emplearlas como partes de algo mayor también puedes comerlas solas y están divinas, por ejemplo, una idea que le va muy bien es bañar 1/2 rodaja en chocolate sin azúcar muy amargo mínimo 85% de cacao y ya constituye en sí mismo un dulce espectacular. Eso sí, para ocasiones especiales ya que la cantidad de azúcar es alta y no nos debemos de sobrepasar si lo nuestro es una alimentación saludable.

 Fotos:








Recuerda que, si tienes dudas, te atascas con alguna receta o necesitas ayuda con algo puedes escribirme en los comentarios o a través de las siguientes vías de comunicación que pongo a disposición de todos vosotros:

 Facebook:
en Instagram:
Y puedes contactarme en:

Comentarios