Torrijas de vino. Receta tradicional mejorada



Torrijas-vino

Siguiendo con la tradición de estas fechas que se nos vienen encima. Esta semana te voy a enseñar otra versión del dulce por excelencia de la semana santa.

Torrijas de vino. Receta tradicional mejorada


Aunque son menos populares que las torrijas de leche si que es cierto que en la antigüedad eran las más habituales ya que era mucho más fácil tener disponible vino y pan duro que son los ingredientes básicos para cualquier torrija, aunque, cómo en nuestro caso, hagamos un pan brioche desde 0.

Receta de las torrijas de vino tinto


Si, cómo ya te he avisado antes, para esta receta también voy a usar mi pan brioche especial hecho con la masa del roscón de reyes, pero salado. Créeme que es brutal si sigues mi receta al pie de la letra. 


No se deshace nada, aguanta perfectamente todo el liquido que le podamos meter por lo que nos quedan increíblemente húmedas, esponjosas y suaves.


Ingredientes para unas 10-12 torrijas grandes

  • 1 pan brioche
  • 1,5l de vino tinto
  • 100g de azúcar
  • La cascara de 1 limón
  • La cascara de 1 naranja (si quieres aprender a secar tus propios aromas naturales te dejo este enlace)
  • 1 rama de canela
  • 1l de aceite de oliva para freír
  • 4 huevos grandes batidos
  • Azúcar con canela para pasar las torrijas una vez esté fritas

Elaboración



  1. Una vez que tengamos hecho el pan siguiendo la receta que puedes encontrar aquí y lo hayas cortado en porciones y lo hayas dejado secar al menos durante 12 horas continuaremos con la elaboración.
  2. Aromatizaremos el vino tinto con los 100g de azúcar, la canela en rama, la naranja y el limón y llevaremos a ebullición, una vez que rompa a hervir dejaremos cociendo durante 7-10 minutos y retiraremos del fuego. Dejaremos la olla tapada con los aromas para que se infusionen bien. Que se atempere pero que no se enfríe del todo.
  3. Una vez atemperado el vino lo pondremos en una bandeja con borde y en este meteremos el pan que teníamos cortado. Un rato por un lado para que chupe bien y le daremos la vuelta por el otro. Si todo va bien y has usado mi pan, las cantidades de vino que te he marcado las absorberá al 100% el pan.
  4. Ponemos una olla de fondo grueso y que reparta bien el calor con el aceite para freír y ponemos al fuego entre 170-190ºC
  5. Batimos el huevo y vamos pasando las torrijas por el huevo batido y a freír. Es importante que la torrija flote en el aceite, por lo que no hay que escatimar por varios motivos. Uno es que si no flota y contacta con el suelo de la cazuela se quemará y en segundo lugar si no hay suficiente aceite el pan absorberá el aceite y tendrá un exceso de grasa que no queremos.
  6. Según se vayan dorando las torrijas les damos la vuelta. Esto será un minuto o 2 por cada lado. Si ves que está el fuego muy fuerte pues bájalo. Para esto es importante usar un buen termómetro de cocina como este que uso yo.
  7. Según vayan estando fritas las vamos sacando a una bandeja con papel de cocina para retirar el exceso de aceite. Cuando se atemperen las pasaremos por una mezcla de azúcar y canela en polvo y las vamos poniendo en una fuente.

Ya tenemos las mejores torrijas de vino tinto que te puedes echar a la cara. Te recomiendo que las dejes enfriar antes de comerlas. ¡SI ES QUE TE PUEDES RESISTIR!
 Fotos:







Notas:

  • Se pueden congelar sin problemas
  • Puedes hacer la misma receta con vino blanco o con champán. Esta última es muy divertida.
  • Si te gusta puedes usar clavo de olor y anís estrellado para aromatizar el vino. A mí me encanta

  Si te ha gustado esta receta tradicional no te puedes perder estos otros postres clásicos de la gastronómia española

  1. Natillas de naranjas valencianas
  2. Arroz con leche para adultos
  3. Buñuelos de calabaza 
  4. Peras al vino tinto

Suscribete al blog y estarás al tanto de las últimas novedades
* indicates required

Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram! Sígueme en Linkedin!

Comentarios