New York Cheesecake o Tarta de Queso al Estilo de Nueva York sin Horno/Receta completa



Introducción:

  • Un clásico de entre los clásicos es sin duda la famosa Tarta de Queso al Estilo Americano o (ahora que estamos en un mundo tan bilingüe) "New York Cheesecake", una bendita delicia hecha para pecar, muy sencilla de hacer, económica y que va a gustar a todos en casa. No te la puedes perder porque es absolutamente deliciosa.



  •  Los pasteles de queso existen desde la antigüedad, ya en la Grecia Clásica se tiene constancia de ellos. Básicamente los hay de 2 tipos, Horneados y sin horno, que nos lleva a pensar que en unos se usa como agente espesante el huevo (horneado) y en el otro usamos gelatinas, ya sean estas de origen animal o vegetal(Frías).
  • La Famosa tarta de queso americana no sería posible hasta el año 1872, en el cual un quesero norteamericano, queriendo imitar la elaboración de un queso francés (el neufchâtel) lo que acabó consiguiendo fue el famoso queso crema Philadelphia.
  • En origen es una base de queso de untar sobre una base de galletas triturada al que se le puede recubrir con frutas o compotas de diferentes sabores tales como fresas, arándanos, grosellas,....

Información nutricional por 100gr:

  • 321 Calorías
  • 22,5gr de Grasas
  • 25,5gr de Hidratos de Carbono
  • 5,5gr de Proteínas

Alérgenos e intolerancias:

 

Rendimiento, Tiempos, Coste y precio de venta:

  • Numero de Raciones: Entre 8 y 16 Raciones
  • Tiempo de Preparación: 20 minutos
  • Tiempo de Cocción:--------
  • Dificultad: Extremadamente fácil
  • Coste por Ración:  Entre 0,30€ y 0,60€
  • Precio de Venta al Publico:Entre 1€ y 3€

Ingredientes:

Para la tarta:

  • 300gr de Galletas María
  • 125gr de Mantequilla sin sal
  • 500gr de Queso de untar
  • 200gr de Azúcar
  • 50ml de Nata liquida para cocinar
  • 2 Hojas de Gelatina

Para el recubrimiento:

  • 500gr de Fresas
  • 250gr de Azúcar
  • 50gr de agua

Elaboración:

  1. Preparamos un molde desmoldable para bizcochos de 24cm de diámetro. Los forramos con papel vegetal en su base y si tenemos podemos usar acetato (es un plástico que se usa en pastelería para este tipo de elaboraciones y que no se pegue al molde), este lo usaríamos en los laterales.
  2. Ponemos la gelatina en remojo con un poco de agua fría ¡¡¡OJO!!! agua fría, no caliente o templada o se fundirá.
  3. Trituramos las galletas hasta obtener un polvo fino y sin dejar de triturar añadimos la mantequilla fundida, mezclamos bien y ponemos esta mezcla sobre la base del molde, con ayuda de una cuchara o de una espátula vamos extendiéndola por toda la base hasta tenerla bien cubierta y más o menos lisa. La metemos a la nevera.
  4. Preparamos la mermelada de fresas poniendo las fresas ya limpias y lavadas y cortadas en cuartos en una olla junto con el azúcar y el agua, llevamos a ebullición y bajamos el fuego a media potencia, mantenemos la cocción hasta obtener una textura de mermelada, en este punto podemos dejarlo tal cual con los trozos de fresa o triturarla y colarla para obtener una textura más lisa. Yo en esta ocasión me decante por triturar y colar.
  5. En un bol pondremos el queso crema y el azúcar, batiremos fuerte con una varilla de pastelería hasta que se haya hecho una crema ligera, lisa, sin grumos y homogenea.
  6. Ponemos un cacillo a cocer con un poco de nata, cuando comience a hervir la retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina escurridas, mezclamos bien.
  7. Añadimos la nata gelatinizada a la mezcla de queso y azúcar, mezclamos con la varilla hasta que se quede todo bien integrado. Añadimos esta mezcla a el molde donde teníamos la base de galletas, le damos unos golpes para que se asiente y salgan las burbujas.
  8. Si queréis que la mermelada penetre un poco dentro de la tarta entonces añadirle la mermelada aún caliente y despacio a chorritos sobre la tarta antes de que se cuaje, así conseguiréis un semirelleno.
  9. La metemos en el frigo y la dejamos al menos 6 horas antes de desmoldarla. Lo mejor es que se quede de la noche a la mañana y si tenéis prisa podéis meterla en el congelador un par de horas antes de desmoldarla.
  10. Como siempre os digo, sólo nos queda meter la mano a esta espectacular tarta que nos ha costado muy poco dinero y muy poco esfuerzo y que por su resultado nadie lo diría.

Fotos:







Notas, Consejos y Sugerencias:


  • Los quesos cremas ya suelen llevar espesantes, no os paséis mucho con la gelatina y respetar las cantidades por que si no os coméis goma.
  • Si queréis ir aún más rápido comprar mermeladas ya hechas.
  • Si queréis un toque más esponjoso en la base añadir a partes iguales galleta maría y bizcochitos.
  • Frutas como la piña o el mango tienen enzimas que hará que no se cuaje la tarta por lo que si queréis usar estas frutas tendréis que cocinarlas primero.

Comentarios

  1. Mi tarta favorita 😊 me apunto tu receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya de por si es una receta muy fácil pero con unos retoques queda aún mejor. Muchas gracias por dejar tu comentario.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Es una maravilla y más fácil imposible, es apta para todos los publicos jeje. Muchas gracias por dejar tu comentario.

      Eliminar

Publicar un comentario

Espero tus comentarios y estaré encantado de atenderlos y responder a todas las dusdas o preguntas que tengas.

Entradas populares