🔴Cómo hacer GRISINES, PICOS Y REGAÑÁS🥖 | El mejor snack de Chef Sergio Benito🤤

Si hay algo que nos precede a los españoles (gastronómicamente hablando) a nivel internacional eso son sin duda las tapas. Nuestra especialidad exportada e importada en casi todos los rincones del planeta cómo un sello de identidad nacional para el resto del mundo (que no la única). Nuestra capacidad de condensar en mini raciones casi todo nos ha hecho ser reconocidos por ello, pero no sólo de la tapa es todo el mérito pues que sería una ración de un buen jamón ibérico, una tapa de ensaladilla rusa o un aperitivo de queso manchego sin sus fieles escuderos. Esos que, precisamente, te voy a enseñar a hacer hoy aquí de una manera fácil, sencilla y con una masa que se trabaja tan bien y da tan buenos resultados de aroma y de sabor que se te van a caer las lágrimas.

Hoy vamos a aprender a hacer:

COLINES/GRISINES, PICOS Y REGAÑÁS

3 variedades de panes secos, crujientes y sabrosos que se prestan perfectos para acompañar cualquier tapita de bar, en casa, pero siempre en la mejor de las compañías, la tuya.

Aunque tienen similitudes entre los 3 panecillos cada uno aporta matices únicos que los diferencia perfectamente. El más "básico" por así decirlo, sería el pico, la regañá con un toque de sésamo brutal que no te dejará indiferente y los colines los vamos a aderezar con unas escamas de sal marina ahumada que le van a aportar, no sólo una explosión de sabor y crujiente si no, además, el toque ahumado y aromático de una buena parrilla en unos centímetros de pan.

Prepárate a disfrutar, Arremángate y disponte a meter las manos en nuestra masa de hoy.

Para hacer las 3 variedades necesitas:

  • 1 masa completa de PAN RÚSTICO
  • sal en escamas ahumadas o sin ahumar
  • semillas de sésamo

Materiales empleados:

Elaboración:

  1. Saca la masa sobre la mesa y no la toques, manéjala tal cual cae para no aplicarle tensión alguna. Divide la masa en 3 partes iguales y reserva las 2 que no vas a emplear primero bien tapadas con un paño si las vas a elaborar inmediatamente después o tapalas con film de cocina si vas a hacerlas en otro momento para que no se te seque la masa.
SIGUE SIN MANIPULAR LA MASA NADA MÁS QUE PARA HABERLA CORTADO. ES IMPORTANTE QUE NO LA TENSES, LA QUEREMOS MUY RELAJADA.
  1. Para elaborar los colines/grisines coge el trozo de masa que hayas seleccionado y simplemente presiona la masa y dale una forma rectangular de tal modo que la zona menos ancha quede de izquierda a derecha y no de arriba a abajo y con ayuda de la rasqueta metálica ve cortando tiras de 1cm de grosor más o menos, no te preocupes por los tamaños, en esta ocasión buscamos algo muy artesano, que se vea que han sido hechos a mano. Una vez cortados, retira el exceso de harina para que no se te resbalen cuando los estires y ves estirándolos hasta darles un tamaño largo y un grosor finito, esto puede variar ya que no los hemos pesado, puede que unos sean más grandes que otros, pero eso queremos (gracias a que no hemos manipulado la masa podemos estirar los colines sin que se encojan nada). Cuando tengas todos estirados pulverízalos con agua y espolvorea las escamas de sal. Colócalos en bandejas de horno con papel antiadherente y hornéalos a 200ºC con ventilador (queremos que se sequen), calor arriba y abajo, en el primer nivel comenzando por debajo durante 18 minutos aproximadamente (esto es orientativo ya que cada horno es un mundo). Sácalos del horno y deja que se enfríen en alguna rejilla de agujeros finos.
  2. Para los picos vamos a repetir el mismo proceso inicial de los colines anteriores hasta el punto de estirarlo, que, en esta ocasión, no los vamos a estirar tan largos y finos si no un poquito menos y estos palitos de masa a su vez los vas a cortar en unas 4 o 5 porciones cada uno. Cuando tengas toda la masa cortada debes de ir uno a uno con los dedos dándoles forma en las puntas de pico. Cuando los tengas todos hechos espolvorearlos con harina y ponlos en la bandeja con papel de horno con ayuda de la rasqueta metálica y hornea a 200ºC durante 30 minutos con ventilador. Al ser más gorditos necesitamos que se sequen muy bien para que no se pongan duros y rancios con el tiempo. Deja enfriar antes de guardar.
  3. Para las REGAÑÁS en vez de espolvorear la mesa con harina vamos a usar semillas de sésamo en abundancia sobre la mesa y sobre la masa e igual, haz un rectángulo y muy importante que esté bien cubierta la superficie de la masa con las semillas para que no se pegue, cuando esto ocurra comienza a estirar la masa con un rodillo hasta tener una sábana de masa de unos 3mm de grosor (0,3cm), pincha la masa antes de cortarla con un rodillo pincha masas o con un tenedor y después corta la masa con un cuchillo en cuadraditos primero cortando a lo largo y después a lo ancho (o viceversa) también buscamos lo artesano, asi que no te preocupes porque unos sea más grandes que otros, a mí eso me gusta. Ponlos en una bandeja de horno con papel y hornea estos a 200ºC con ventilador, calor arriba y abajo, en el primer nivel empezando por debajo durante 20 minutos. Deja enfriar por completo antes de guardar.
  4. Ya los tendrías disponibles para servir para esas tapas, aperitivos o entrantes en tus cenas de amigos y familiares.
  5. Perfectos para embutidos, quesos, patés, ensaladas o simplemente para comer y disfrutar por si solos cómo un snack rico, sano y artesano.

Fotos:

 








Video-Receta:

 



Notas:

  • Duran perfectamente semanas en recipientes de cristal o de metal.
  • Si alguna variedad notas que les falta algo de horno no dudes en darle unos minutos más, eso sí, controlando que no se vayan a quemar.

Quizás te interese:

 

 



https://www.sergiorecetas.com/p/taller-de-inci.html





Suscribete al blog y estarás al tanto de las últimas novedades
* indicates required

Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram! Sígueme en Linkedin!

Comentarios