RealFood. Lentejas con Champiñones, brocoli y zanahoria

 Esta semana os voy a enseñar a preparar unas deliciosas lentejas totalmente veganas pero llenas de sabor, con muchos matices e intensidad. Créeme que no echarás de menos ni el choricito ni el tocinito.

Lentejas con Champiñones, brócoli y zanahoria


Además, vamos a usar en diferentes recetas a lo largo de este 2018 uno de los alimentos que tan de moda están, sí, me estoy refiriendo a las lentejas. Fuente natural de hierro, vitaminas y muy antioxidantes, que podemos usar tanto en ensaladas, guarniciones, platos principales o entrantes. Una maravilla de la madre tierra para comer un poquito más sano durante este año que acabamos de comenzar.

En esta ocasión he usado una variedad de lentejas pardina (de las pequeñitas) que son tan pequeñas y tan finas que apenas necesitan remojo y las tenemos listas en un plis plas tal y como te voy a contar más adelante.

Ingredientes para 4 personas (como entrante):

  • 1 vaso de agua de lentejas
  • 1l de agua mineral o de caldo de verduras casero
  • 10gr de sal
  • 1 hoja de laurel
  • 8 champiñones grandes
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 4 ó 5 tronquitos de brócoli
  • Una pizca de estragón seco
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Cebollino para decorar (también podéis germinar unos días antes unas lentejas entre algodones húmedos y usar estos germinados para decorar el plato)

Elaboración:

  1. Para que las lentejas se hagan en el tiempo récord que queremos hacerlas las pondremos 2 horas antes a remojo en agua fría.
  2. Una vez sacadas y bien escurridas del remojo las pondremos en una cazuela junto a los 2 dientes de ajo, 4 champiñones cortados en cuartos, la hoja de laurel, la sal y las cubriremos con el agua o el caldo de verduras. Llevamos a ebullición y dejamos cocer a fuego medio-alto con una tapa entreabierta, para evitar que se evapore mucho el líquido, entre 15 y 20 minutos.
  3. El brócoli, con ayuda de un cuchillo que corte bien, le sacaremos toda la parte superior raspando y con los tronquitos los cortaremos bien picados.
  4. Una vez que las lentejas estén tiernas las apartamos del fuego y sacamos la hoja de laurel que la desecharemos, sacamos los ajos y los champiñones junto con un poco del caldo de cocer las lentejas y algunas de estas para espesar a un vaso batidor. Trituraremos bien todo y después colaremos sobre las lentejas, mezclamos y llevamos de nuevo a fuego medio 5 minutos más para que se integren bien todos los sabores. Retiramos del fuego y justo en este instante añadiremos el brócoli, mezclaremos y veremos cómo se realza el color verde intenso del brócoli. Reservamos.
  5. Las zanahorias las pelamos y cortamos lonchas gruesas y después tiras gruesas y por último de estas tiras sacaremos cubitos perfectos de zanahoria que coceremos en agua durante unos 6 minutos, escurriremos y se las añadiremos a las lentejas. Menudo color que va tomando esto ya.
  6. Sacaremos 4 lonchas de alguno de los champiñones y el resto lo picaremos bien finito.
  7. En una sartén aparte con el aceite de oliva saltearemos el champiñón picadito a fuego medio hasta que se dore bien y se quede crujientito, añadimos una pizca de sal y la pizca de estragón, sacamos a un plato con papel de cocina para quitar el aceite y reservamos.
  8. En esta misma sartén doramos por ambas caras las rodajas de champiñones que teníamos reservadas, cuando estén hechas las sacamos.
  9. Para montar nuestro plato tal cual está simplemente tendremos que poner una cantidad de lentejas en el fondo de un plato hondo, colocar la rodaja de champiñón en lo alto y sobre este el picadillo de champiñón crujiente, terminamos espolvoreando un poco del cebollino fresco picado o los germinados de lentejas si los tuvieras.
  10. En este caso, y siempre en base a la filosofía RealFood (comida real) y a la mía propia de maridar cada plato con su propio pan y de comer bien he acompañado este plato con un pan casero de trigo integral 100% que es una auténtica pasada y que te recomiendo que elabores en casa ya que se hace muy fácil.

Fotos:









 

Notas:

  • Se pueden comer frías o calientes por lo que nos sirven para llevárnoslas al trabajo en un tupper y comer bien.
  • Los champiñones son muy económicos y los encontramos todo el año, pero dan buen resultado, puedes cambiar la receta quitando los champiñones y añadiendo setas en su lugar por ejemplo boletus o shiitake.
  • Espero que te haya gustado el post de esta semana, lo hayas disfrutado y sobre todo que te sirva tanto para disfrutar de la comida de una manera más sana y natural como para aprender algo de una manera amena y divertida.

Recuerda que para cualquier duda, consulta o aclaración puedes dejarme tus comentarios y estaré encantado de atenderte.

Recuerda seguirme en facebook:

@sergiobenitorecetas

en instagram:

chef_sergio_benito

Y puedes contactarme en:

Comentarios

  1. Una combinación de ingredientes muy sana y rica.Calentita tiene que sentar de maravilla
    Bss y feliz fin de semana¡¡

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Espero tus comentarios y estaré encantado de atenderlos y responder a todas las dusdas o preguntas que tengas.

Entradas populares