Patatas Revolconas. Una tapa 10




Aunque esta receta de Patatas Revolconas ya la he hecho con anterioridad en esta ocasión voy a seguir los pasos que me indico una compañera del grupo de facebook "Cocina con Sergio" donde se le añade no solo patata si no además cebolla y no se quita todo el agua de la cocción para que no resulten excesivamente secas si no jugosas, cremosas y muy suaves.

Como siempre, estas Patatas Revolconas no serían nada sin su elemento estrella El pimentón Ahumado de la Vera puedes usar dulce o picante ya al gusto de cada uno (yo personalmente, los que me conocéis lo sabréis, me encanta un toque picante casi siempre). Aunque no se si en esta ocasión sería el actor secundario ya que la patata es el elemento principal pero volvemos a la paradoja de ¿que fue antes el huevo o la gallina? pero en versión gastronómica:



¿Son las patatas el ingrediente principal de la receta o lo es el pimentón?
¿Tu que piensas?

Paradojas complejas a un lado lo que si tenemos ante nosotros es una tapa de cine, espectacular, que, junto con unos torreznillos constituyen un icono de la gastronomía de bares y restaurantes del centro peninsular de esta, nuestra querida España y que te presento a continuación:


Patatas Revolconas



Ingredientes para 6 personas (Tapas)



  • 3 patatas gordas especiales para cocer
  • La parte blanca de una cebolleta tierna
  • 4 Dientes de ajo gordos
  • 100gr de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharaditas de pimentón ahumado dulce
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado picante
  • Sal
  • Parmesano para rallar
  • Cebollino fresco para decorar
  • 1,5l de Caldo de pollo (opcional) o agua
  • 1/2kg de morro de cerdo adobado, papada o panceta adobada
  • Aceite de girasol para freír los torreznos (es preferible que sea de girasol por que el de oliva se nos echará a perder)


Elaboración:



  1. Pelamos las patatas, las lavamos bien y las cortamos en cachelos dentro de una cazuela donde nos cojan todas. Añadimos la cebolleta y cubrimos con el caldo de pollo o en su defecto con agua. Llevamos a ebullición y dejamos cociendo a fuego suave hasta que las patatas y la cebolla estén muy tiernas, más o menos entre 20 y 30 minutos.
  2. Mientras se cuecen las patatas pelaremos los ajos y los cortaremos en rodajas bien finas. En una sartén pondremos el aceite de oliva y doraremos los ajos, cuando estén bien dorados retiramos la sartén del fuego y pondremos el pimentón para evitar que se queme. Reservamos.
  3. Cuando las patatas estén cocidas retiraremos como la mitad del caldo de cocción, la cebolla y aplastaremos con ayuda de un tenedor, aplasta patatas o pasa purés pero nunca con una batidora eléctrica ya que no se nos quedaría la textura que buscamos.
  4. A las patatas ya reducidas a un puré le incorporaremos el aceite de ajo y pimentón, mezclaremos bien y pondremos a punto de sal. Reservamos en caliente.
  5. Para freír los torreznos debemos de cortarlos en dados no muy grandes y freírlos en abundante aceite a unos 140ºc hasta que dejen de burbujear, en este momento los sacaremos y subiremos la temperatura del aceite a 180ºc, los volveremos a freír dándoles esa costra crujiente que tanto nos gusta.
  6. Sólo nos queda emplatar las patatas, preferiblemente en un bol pequeño e individual, rallando por encima al momento del pase el queso parmesano y espolvoreando el cebollino fresco recién picado. ¡¡¡A Disfrutar!!!

Fotos:







 Notas:

  • Los torreznos los podemos tener hechos unas horas de antelación.
  • Las patatas es mejor hacerlas al momento de irnos a comer la tapa pero nunca de un día para otro por que no se queda bien además de que se seca y pierde la jugosidad.
  • La mejor patata para cocer y más fácil de encontrar es la monalisa.

Comentarios

Entradas populares