Mercado del Olivar. Palma de Mallorca


Ir de compras a los mercados es una de mis pasiones y no desperdicio mucho tiempo en un lugar sin llenar mis bolsas de todo lo que pueda comprar en tan peculiares, bondadosos, espectaculares y, en algunas ocasiones, excentricos lugares donde todo se viste de color, de infinidad de productos artesanos y autóctonos y de maravillosas personas dispuestas a atenderte siempre con una sonrisa en el rostro. 

En esta ocasión y aprovechando mi estancia en Mallorca me dispuse a visitar el Mercado del Olivar, situado en pleno corazón de Palma de Mallorca, muy cercano a la Plaza de España, muy accesible en bus o en taxi desde casi cualquier punto de la isla.
El Mercado en si mismo no es muy grande y está dividido básicamente en 2 áreas bien diferenciadas:

  1. La primera área está dedicada en exclusividad a la joya de la corona que es el pescado, los mariscos y demás productos del mar.
  2. En la segunda área nos podemos encontrar algunos puestos dedicados a la carne (aunque en este punto no es muy fuerte), las verduras, frutas (con puestos espectaculares) y a los embutidos, quesos y variantes.

1- Si nos centramos de primeras en la zona de pescados y mariscos podremos encontrarnos casi un centenar de puestos dedicados a la pesca, ya que casi todos sus productos son de la zona, entre los que podemos encontrar:
  •  lubinas salvajes
  •  pez raya
  •  langostas mallorquinas
  •  raones
  •  cap roig
  • Gambas de la zona
  •  serranos imperiales
  •  Pargos
  •  besugos
  •  doradas
  •  corvinas
  •  serviolas
  •  caixetas

Cierto es que al ser un lugar muy turístico frecuentado por miles de extranjeros ávidos de comprar productos de tan buena calidad estos tienden a tener el precio un poco elevado. Más de lo que podríamos encontrarlo en otros mercados menos transitados.

Y como todo no iba a ser andar y pasear también hubo tiempo de tomarse un refresquito en uno de los diferentes puestos, bares y despachos donde servían comida directamente de los productos del mercado y ya que somos muy tradicionales, entre sushis, canapés de diseños o bacalao cocinado de diferentes maneras nos decantamos por una tapa muy típica en un puerto de mar:

La fritura mixta de pescado


Que, para sorpresa mía, estaba muy fresco y muy bien hecha, pescados crujientes, dorados y recientitos, de la freidora a la mesa, eso si, te meten uno palos que sales con el lomo doblado ya que por 3 cañas y la tapita grande de pescados te cobran 15€, pero bien disfrutados en buena compañía en el "Bar del Peix".

He de decir que en este punto de bares y paradas no todos cumplen las expectativas y algunos son un poco mediocres saliendo de la zona de pescados y mariscos.

2-Una vez que cogimos fuerzas de nuevo nos decidimos a proseguir hacia la zona de embutidos, quesos, verduras y variantes y he de decir que me sorprendió y mucho lo bien expuesto que lo tienen todo, es la primera vez que veo despachos tan bonitos y curiosos. 

Una gran variedad de verduras, hortalizas, frutas, setas, tomates, guindillas, etc...que hacen la delicia de fotógrafos, curiosos y compradores.

Tras un largo rato recreándonos la vista en tan gentiles productos y tan bien colocados continuamos hasta la zona de quesos, variantes y embutidos donde nos sorprenden con una gran variedad de productos locales y artesanos realizados en la isla con una pintaza de decir, dame 2 que me los como ya. 
  • Quesos de Mahón curados, semi curados y tiernos.
  • Quesos de cabra
  • Sobrasadas
  • Fuets de mil sabores y especias

Sólo deciros que se me abrió el apetito de una manera espectacular.

La visita fue breve pero intensa, con sentimientos encontrados ya que la zona de pescados es muy buena (aunque excesivamente cara) pero al resto le falta un poco más para ser atrayente y pensando siempre que por aquí pasan a diario miles de turistas deberían de darle una vuelta.
En definitiva, un lugar al que visitar pero que dista muy de lejos a otros mercados de abastos de las diferentes capitales españolas en cuanto a variedad, precios y tamaño.

Y hasta aquí la crónica de mi visita al Mercado del Olivar, espero que hayas disfrutado y que haya sido capaz de transmitirte al menos una parte de esa sensación que tuve yo cuando paseaba por entre sus puestos.

Si te gustaría que visitara algún mercado, tienda o analizara algún producto puedes dejarme tu mensaje en la siguiente dirección:
Info@sergiorecetas.com

Comentarios

  1. Ya te comenté que lo conozco desde hace más de 30 años. Volví, hace 3 y no me impresionó y como tú, pienso, que tendrían que mejorarlo. Lo de los precios en los mercados turísticos, es lo normal y perjudica a los ciudadanos de a pie a los que les gustaría ir más a menudo.
    Estuve el sábado en el de Santander. Me gustó, pero es caro también. Ya te contaré. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que inflen precios para turistas que no van a comprar y si, deberian pensar en renovarse. Un saludo Marisa y gracias por tu comentario.

      Eliminar

Publicar un comentario

Espero tus comentarios y estaré encantado de atenderlos y responder a todas las dusdas o preguntas que tengas.

Entradas populares