Receta de Coleslaw o Ensalada de Col al más puro estilo USA



Introducción:

Seguramente todos hayamos probado esta rica ensalada en algún momento de nuestras vidas, sobre todo si alguna vez hemos ido a un restaurante con tematica norteamericana ya que la suelen poner como guarnición de todo, jejeje, te pides un brownie y te ponen de guarnición coleslaw, que te pides una hamburguesa y te ponen de guarnición coleslaw, te pides una coleslaw y te ponen coleslaw de guarnición, en fín, bromas aparte y sacandola del contexto de la comida basura, esta ensalada de col o Coleslaw (por si aún no sabíais bien su nombre) es una fuente increible de vitaminas ya que contiene verduras por un tubo, en este caso concreto tenemos repollo rizado, col lombarda, manzana y zanahoria pero puedes añadirle cebolla, tiras de calabacín e incluso de pepino además de piña. ¿Te vas a perder esta fantastica ensalada? No lo dudes más y sigue leyendo para conocer un poco más de la "Coleslaw".


  Tiene su origen en la Europa del S.XVIII y concretamente en Holanda, de ahí se extendió por inglaterra y con sus colonos llegó hasta EE.UU donde simplemente en la zona sur la llaman "slaw" y hace referencia a la ensalada por lo que es común ver esa terminación para referirse a otras ensaladas como la carrot slaw (ensalada de zanahorias) o la broccoli slaw (ensalada de brocoli).


Ingredientes para unas 10 Raciones

2 Coles rizadas pequeñas o 1 grande
1/2 Col Lombarda
4 Zanahorias grandes
3 Manzanas granny smith
500gr de mahonesa
1/2 Vaso de nata liquida para cocinar (optativo)
1/4 de vaso de vinagre de manzana
2 cucharaditas de mostaza de dijon
Sal
Pimienta negra



Elaboración:


1- Lavamos bien todas las verduras, pelamos las zanahorias y las manzanas y las rallamos con ayuda de un rallador de 4 caras por el lado más grueso. Los Repollos rizados los lavamos y quitamos las primeras hojas si las vemos feas y los partimos a la mitad, quitamos los tallos gruesos y cortamos en juliana fina. Lo mismo haremos con la col lombarda. Metemos todo en un bol grande.

2- Salpimentamos las verduras al gusto (es mejor sazonar las verduras antes de añadir la salsa para que penetre más el sabor.

3- En un bol aparte prepararemos el aliño, mezclaremos la mahonesa, la nata, el vinagre y la mostaza, mezclamos con ayuda de una varilla de repostería.

4- Mezclamos la salsa con las verduras y las movemos bien de abajo a arriba para que se impregnen todas de el aliño, dejamos enfríar al menso un par de horas antes de servirla y ya la tendriamos lista para consumir.

Como veis una receta sencilla, rápida y apta para hacer en todo tipo de cocina y encima sacamos cantidad para dar de comer a toda la familia, invitados, amigos o los que se presenten.


Notas:


- Nos aguanta perfectamente bien tapada y en frío unos 5 días.
- No se puede congelar.
- Ideal como guarnición de carnes y pescados o como entrante e incluso plato único si es para la cena.
- Si queréis potenciarla se le pueden añadir unas nueces y unas pasas.


Fotos:

 



 



Comentarios

Entradas populares