Sergio Benito: Receta de Crema de Calabaza al Jenjibre.


Entrada

 Como bien sabréis ya, por si aún no os habíais dado cuenta por las altas temperaturas que estamos teniendo, estamos en pleno otoño, estación "lluviosa", "fría" y "húmeda" pero parece ser que no se están cumpliendo ninguna por el momento pues llevamos unas semanas de calor extremo que son terribles para estas fechas pero hoy ya me he levantado notando cambios climáticos en el ambiente y por eso me he decantado para dejaros esta Crema de Calabaza al Jenjibre para cenar, algo ligerito, rápido, fácil y muy sano.


 Las calabazas son uno de esos productos que duran y duran como dice un anuncio de la tele (yo mismo he comprobado como una calabaza duraba en mi casa más de un año sin perder ni un ápice de color ni ponerse mala ni nada), de hecho, al final hicimos una deliciosa crema de calabaza como esta que os deleitará los paladares.

 Si aún no os habéis pasado a la vertiente de los devora-jenjibre todavía estáis a tiempo pues es un alimento con una potencia de aromas y sabores brutales y tiene incontables valores nutricionales y saludables para el organismo. No lo dudéis, mil millones de chinos no pueden estar equivocados.

Información nutricional por 100gr:

  • 45 Calorías
  • 2,72gr de Grasas
  • 4,48gr de Hidratos de Carbono
  • 1,21gr de Proteínas

Alérgenos e Intolerancias:


Ingredientes Para 6 personas:

  • 300gr de Calabaza ya pelada y limpia sin pipas.
  • 50gr de Jenjibre fresco ya pelado.
  • 100gr de Patatas
  • Caldo de Verduras casero para cubrir.
  • 1/2 Vaso de Nata para cocinar
  • Arándanos secos
  • Sal
  • Pimienta blanca molida
  • Aceite de Oliva virgen extra

Elaboración:

  1. Ponemos los arándanos secos a hidratarse en agua templada.
  2. En una cazuela ponemos la calabaza pelada y despepitada en trozos grandes e irregulares junto al jenjibre pelado y cortado en laminas y las patatas en cachelos, cubrimos con el caldo de verduras y llevamos a ebullición dejando cocer hasta que las patatas y la calabaza estén muy blandas.
  3. Trituramos el conjunto bien hasta obtener una crema lisa y homogenea bien incorporada, es decir, sin que se haya separado el liquido de la parte solida, y que no se quede muy espeso (esto tienen solución pues sólo tenemos que añadirle un poco más de caldo de verduras), colamos por un colador chino fino y ponemos en una cazuela de nuevo a ebullición, rectificamos de sabor y añadimos la nata liquida, mezclamos bien.
  4. Nos preparamos para emplatar poniendo un poco de la crema en un plato de presentación, colocamos unos arándanos rehidratados y bien escurridos en el centro del plato y unas gotas de aceite de oliva virgen extra por toda la superficie que le dará un toque de acidez. Un plato perfecto para una cena ligera mientras vemos como llueve tapaditos con una manta en nuestro sofá.

Fotos: 





Notas:

  • Podemos mezclar calabaza y zanahoria o zanahoria sola que también le van muy bien los sabores de esta receta.
  • La guarnición pueden ser también croutons de pan horneado para darnos un punto crujiente o unos chips de chirivía que queda muy bien.
  • Podéis cambiar la nata liquida por leche evaporada por si deseáis menos grasas en vuestra dieta(os ahorrareis 3 veces menos grasas).

Comentarios

Entradas populares