Sergio Benito: Receta de Pollo a la Parmesana.

  El Pollo a la Parmesana Es una de esas Recetas surgidas de los EE.UU con origenes italianos que se repartieron por todo el territorio norteamericano que con el tiempo se volvieron iconicas y que la mayoría de cadenas de restaurantes usarón en su beneficio durante el S.XX explotando la imagen comercial y llenandonos la cabeza con montones de platos de pasta italiana con mucha salsa de tomate, con albondigas de carne cocinadas en dichas salsas y otros productos derivados de la mezcla de culturas.
 Sabemos entonces que al final se acabó convirtiendo en plato de comida de cadena fast-food en el norte del continente americano pero sigue siendo un plato iconico de esa mezcla de culturas italo-americana y que si disfrutamos de un buen día con amigos, los materiales son de buena calidad y ponemos amor y pasión en lo que hacemos, podremos dignificar este plato que además de estar buenisimo y ser muy fácil de hacer podremos acompañarlo, como yo, o con verduras o con pasta fresca recien hecha en casa.
  He decidido poneros dos formas de hacerlo. La manera tradicional y la manera de dieta y más light para que disfruteis de cualquiera de las dos dependiendo de cual sea vuestra situación con la bascula en ese momento.

Información nutricional por 100gr:

 

  • 210 calorías
  • 8,4gr de grasas
  • 18gr de hidratos de carbono
  • 15gr de proteinas.

Ingredientes para 4 personas:

 

Para el pollo:

  • 2 Pechugas de pollo
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 100gr de queso parmesano
  • 200gr de pan rallado
  • 2 huevos
  • Guindilla cayena molida
  • Harina de trigo
  • Aceite para freir

Para la pasta:

  • 300gr de harina de repostería
  • 3 huevos grandes
  • 6gr de sal
  • 4 cucharadas soperas de agua tibia
  • Abundante agua hirviendo para cocer la pasta
  • 2 Cazos de Salsa de Tomate Casera
  • Oregano 

Elaboración:

 

  1. Para el pollo, cortaremos las pechugas en dos filetes, las salpimentaremos al gusto y espolvorearemos con la guindilla cayena si se desea.
  2. Rallaremos el queso parmesano en un bol de manera gruesa, mezclamos con el pan rallado ( en este caso he usado panko) y salpimentamos.
  3. Batimos los huevos y preparamos un plato o fuente con un poco de harina de trigo.
  4. Pasamos las pechugas de pollo por la harina, el huevo y la mezcla de queso y pan rallado, presionando fuertemente para que se quede pegado bien este ultimo. Vamos pasandolo a una fuente. Cuando tengamos todas las raciones reservamos el pollo hasta la hora de cocinarlo en frio.
  5. Para elaborar la pasta fresca pondremos en un bol la harina, la sal y los huevos junto con el agua tibia ( la cantidad de agua varia dependiendo del tipo de harina, la humedad del ambiente,la temperatura,etc...) y mezclamos a mano hasta que se hayan incorporado todos los ingredientes, sacamos del bol sobre una superficie enharinada y comenzamos a amasar hasta obtener una masa fina y homogenea, tapamos con papel de plastico y reservamos entre 30 y 60 minutos en frio.
  6. Cuando tengamos la masa ya reposada lo que haremos será estirarla con ayuda de un rodillo lo más fino posible pues si no quedará muy gorda y vasta y será incomible. Cuando sea fina como el papel de un cigarrillo recortaremos los bordes para cuadrar nuestra sabana de pasta y la enrrollamos sobre si misma, iremos cortando tiras anchas que coceremos en abundante agua hirviendo durante 1 ó 2 minutos, escurrimos y pasamos a una sartén con la salsa de tomate, donde la mezclaremos bien con movimientos circulares y con ayuda de unas pinzas de cocina para evitar que se rompan, rectificamos de sabor si fuera necesario, añadimos oregano y reservamos.
  7. En abundante aceite para freir doramos las pechugas de pollo empanadas hasta que esten bien crujientes y con un color espectacular; Pasamos a un plato con papel de cocina para absorver el exceso de grasa.
  8. Solo tenemos que poner un poco de la pasta con tomate en un plato, colocar sobre esta el filete de pollo a la parmesana, rallar sobre el conjunto un poco más al momento de servir de queso parmesano y espolvorear si se desea con perejil fresco picado y un poco de ralladura de limón.

 Notas:

  • El pollo se puede sustituir por otra carne, la de ternera iría muy bien.
  • Aunque me salgo de la receta original má abajo os dejo unas fotos de una pechuga de pollo a la plancha con parmesano y ralladura de limón y verduras a la plancha para que adopteis nuevas maneras más sanas de comer esta maravilla.
  • El arroz es un buen acompañamiento para este plato.
  • Hay muchas recetas que frien la pechuga, le colocan unas rodajas de queso mozzarella fresco y la meten al horno durante unos 10 minutos para que se funda, eso ya es un añadido que podeis ponerle vosotros si lo deseais.



  Espero que os guste tanto como a mí y que disfruteis haciendo esta receta en casa con vuestros familiares y amigos, es una receta ideal para hacerla acompañado de niños pues les encanta meter las manos en la masa. Hasta pronto.




Comentarios

  1. Qué delicia de pollo, tiene una pina estupenda, un beso

    ResponderEliminar
  2. El pollo está buenisimo con el queso entre el pan del empanado espectacular, pero me atrevería a decir que la pasta fresca con tomate frito tambien hecho en casa está aún mejor, jeje. en conjunto es un plato fácil y espectacular, está muy bueno. Gracias por tus comentarios, un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Espero tus comentarios y estaré encantado de atenderlos y responder a todas las dusdas o preguntas que tengas.

Entradas populares