Huevos Fritos con Patatas Fritas y Lascas de Parmesano/Notas, Trucos y Consejos para unos Huevos de 10


Introducción:

  • Que simple y que sencillo es hacer feliz a las personas en la mayoría de las ocasiones y para muestra estos "Huevos Fritos con Patatas Fritas y Lascas de Parmesano" porque nunca nada fue tan barato, fácil y que gustase a grandes y pequeños, a asiduos y a extraños, el típico plato que a todos gusta pero que no todos controlan ¿Quieres aprender a hacerte tus propios "Huevos Fritos" sin necesidad de montar una guerra ante la sartén siempre que te pones a ello? Sigue leyendo.



  • Un perfecto matrimonio para unos buenos "Huevos Fritos" son sin duda sus amadas y deseadas "Patatas Fritas" que las perfectas deben de tener unas características ideales para ser perfectas:
  1. Crujientes por fuera
  2. Un perfecto Dorado ( que no quemado)
  3. El aderezo ideal
  4. Tiernas y cremosas por dentro
  • Un poco más y ya tendremos unos "Huevos Fritos de 10", sólo nos resta un acompañamiento ideal como puedan ser unas chistorritas a la brasa, un choricito, un poco de bacon, panceta, unas tiras de pollo, de ternera,etc... en esta ocasión y para que sean más ligeros pero con más sabor le puse unas "Lascas de Parmesano" y les dí un toque especiado y picante con cayena molida, pimienta negra recién molida y unas escamas de sal marina. ¡¡¡PERFECTO!!!

Información nutricional por Ración de 2 Huevos Grandes y 100gr de Patatas Fritas:

  • 451 Calorías
  • 27,55gr de Grasas
  • 36,48gr de Hidratos de Carbono
  • 15,96gr de Proteínas
¡¡¡BIENNN!!! ya se que unos "Huevos Fritos" no son la mejor opción saludable pero bueno que no todo van a ser semillas de chiia, tofu y leche de soja ligera, el cuerpo de vez en cuando también nos pide un poco de alegría ¿No?

Alérgenos e intolerancias:

 

Rendimiento, Tiempos, Coste y precio de venta:

  • Numero de Raciones: 2
  • Tiempo de Preparación: 10 minutos
  • Tiempo de Cocción: 15 Minutos
  • Dificultad:  Fácil
  • Coste por Ración: 0,80€
  • Precio de Venta al Publico: 3€

Ingredientes:

  • 4 Huevos grandes
  • 2 Patatas nuevas medianas
  • Queso Parmesano
  • 2 Dientes de ajo 
  • 1 Chile rojo fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de girasol para freír
  • Sal marina en escamas
  • Cayena molida
  • Pimienta negra
  • Cebollino fresco

Elaboración:

  1. Comenzaremos por las patatas pues son la elaboración más larga de esta receta. Para ello las lavaremos bien con la piel, las cortamos en rodajas y después en bastones de 1 dedo de grosor aprox. Las lavaremos bien hasta que el agua deje de estar blanquecina por el almidón que suelta y en ese momento las pocharemos en una sartén con abundante aceite de girasol a unos 140ºc hasta que estén tiernas completamente y se deshagan, las reservaremos en una fuente con papel absorvente hasta el momento de servirlas.
  2. Pondremos una sartén a fuego medio con un par de dedos de profundidad de aceite de oliva virgen extra, añadiremos la guindilla en rodajas y el ajo en laminas y doraremos  para aromatizar el aceite, sacaremos estos ajos y guindillas y reservamos.
  3. Metemos las patatas a freír para que se doren y se queden crujientes a una temperatura de unos 180ºc, sacamos a una fuente con papel absorvente, despues a un bol y salpimentamos.
  4. Subimos la potencia del fuego al máximo y dejamos que la sartén comience a humear, en ese momento añadimos los huevos uno a uno y los vamos sacando casi inmediatamente, el truco del huevo está en el aceite y que se cocine rápidamente la clara pero no se pase la yema. Colocamos sobre las patatas en el plato donde los vayamos a presentar. Salpimentamos al gusto, añadimos un poco de la cayena y espolvoreamos con el cebollino picado, también podemos añadir los ajos y guindillas que teníamos dorados.
  5. Sacamos unas lascas de parmesano con ayuda de un pelador de patatas y las ponemos sobre los platos, disfrutamos saboreando la cremosidad de la yema, los sabores fuertes del queso y sus calcificaciones, las puntillitas y las doradas patatas, que queréis que os diga...... Ser felices.

Fotos:



Notas, Consejos y Sugerencias:

  • Es importante que la temperatura del aceite para freír los huevos sea alta porque si no se cuecen.
  • Las patatas no las peléis porque la piel aporta más crujiente y además si las dejáis cortadas y metidas en agua fría casi helado de un día para otro después de lavarlas del almidón saldrán aún más crujientes.
  • Huevos frescos y patatas para freír imprescindible.

Comentarios

Entradas populares