Sergio Benito: Receta de Croquetas de Pollo Picantes.


Entrada

  • Si eres de los que no les gusta desperdiciar nada de nada en cuanto a comida se refiere entonces no dudes en seguir leyendo porque esta Receta de Croquetas de Pollo Picantes te va a encantar.
  • Todos sabemos hacer Croquetas o las hemos comido alguna vez, ya sean de pollo, de jamón, de pescado o de carne de cocido, de setas, de gambas o de queso y realmente es un gran aperitivo partiendo de la base de unas sobras, unos restos y para continuar la cadena de aprovechamiento de un producto como es en este caso el pollo.
  • Un pollo podemos despiezarlo y usar las partes carnosas para cocinar, con las carcasas podemos prepararnos un caldito casero de pollo para hacer sopas o para otras recetas y una vez que tengamos estas carcasas ya cocidas podemos apurar la carne pegada a los huesos para hacer unas estupendas croquetas de Pollo como estas que hoy os propongo llenas de sabor e ideales y para compartir con amigos y familiares.

Información nutricional por 100gr:

  • 255 Calorías
  • 14,9gr de Grasas
  • 12,82gr de Hidratos de Carbono
  • 16,7gr de Proteínas

Alérgenos e Intolerancias:


Ingredientes Para unas 45 Croquetas de 45gr/una

  • 1l de Leche entera
  • 200gr de pollo cocido ( de los restos de la carcasa del pollo que usamos para el caldo)
  • 1 Zanahoria cocida ( de las que ponemos para hacer caldo también)
  • 180gr de Aceite de oliva virgen
  • 180gr de harina de trigo
  • Perejil Fresco
  • 3 guindillas cayenas
  • 2 dientes de ajo
  • 2gr de pimienta blanca
  • 2gr de Nuez moscada
  • 13gr de Sal
  • 4 Huevos grandes
  • 350gr de Pan rallado grueso 
  • Abundante aceite de girasol para freír
  • Chutney de Manzana para acompañar

Elaboración:

  1. Dejamos atemperar las carcasas de pollo una vez que hayamos terminado de hacer el caldo y cuando podamos tocarlas con la mano sin quemarnos pues comenzamos a separar la carne del hueso con cuidado de que no quede ningún huesecillo con los que podamos atragantarnos. Lo desmenuzamos bien con las manos y lo mezclamos con la zanahoria cocida picadita.
  2. Ponemos en una olla el aceite de oliva y lo calentamos a fuego medio-alto, añadimos los ajos picados y las guindillas cayenas desmenuzadas, dejamos que se doren e incorporamos la harina que rehogaremos bien durante un minuto, pasado este tiempo pondremos la mitad de la leche del tiempo y con ayuda de una varilla mezclaremos bien hasta que tengamos una pasta pesada y lisa sin grumos y entonces añadiremos la otra mitad de la leche junto al pollo, la zanahoria, las especias y la sal, volvemos a mezclar con la varilla hasta volver a tener una masa homogenea y pesada que ya no podamos manipular con la varilla y entonces comenzaremos a usar una espátula de goma ( lengua) removiendo sin parar hasta que la masa se separe de las paredes de la cazuela sin problemas, volcaremos sobre una fuente y taparemos con film transparente pegado a la masa para que no genere humedad ni se reseque. Dejamos enfriar al menos 6 horas antes de usarla pero es mejor que la dejes enfriar de un día para otro.
  3. Batimos los huevos y lo sazonamos, preparamos un bol con pan rallado y otro con harina y uno más vacío donde pondremos un colador para colar las croquetas del huevo y así agilizar el proceso de empanado.
  4. Dividimos la masa en 3 partes y amasamos dichas partes enharinando una superficie lisa como si fuera una masa de pan hasta que no tenga grietas, hacemos un churro de masa de un grosor de croqueta y cortamos las croquetas con un peso de unos 35gr, formamos bolas y las damos forma de croqueta y las vamos pasando por harina, huevo y pan rallado.
  5. Las freímos en abundante aceite caliente a 180ºc hasta que estén bien doradas, las sacamos a una bandeja con papel absorvente para quitar el exceso de grasa y las servimos sobre unas hojas de lechuga para que no salgan rodando y un poco de Salsa de Chutney de Manzanas que le va genial pues le aporta un toque dulce, ácido y fresco.

Fotos: 





Notas:

  • Se pueden congelar.
  • Podemos hacerlas más pequeñas y así nos rendirán mejor.
  • Igualmente podemos aprovechar el jamón de un cocido o la carne del mismo incluso la carne de las espinas que hayamos usado para hacer una caldo de pescado.
  • Cambiar especias para darles gustos diferentes.
  • Acompañarlas también con ali-oli o ketchup casero.

Comentarios

  1. Sergio, el nuevo diseño te que quedado muy bonito ¡Hay que renovarse de vez en cuando!pero no cambies tu forma de cocinar; tus croquetas con chuney están pidiendo una cervecita.
    Que tengas un buen año. Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Espero tus comentarios y estaré encantado de atenderlos y responder a todas las dusdas o preguntas que tengas.

Entradas populares