Pecho de ternera asada.

Hola de nuevos queridos lectores. Hoy me acerco a vosotros para haceros llegar una receta que si bien lleva tiempo y elaboración nos sorprendera por la cantidad de recetas que podemos hacer con ella, hoy concretamente os traigo unos medallones de pecho de ternera asada a baja temperatura que haran las delicias de los amantes de la carne. Pecho de ternera proporcionado por CARNICERIA ESPINOSA.

Para elaborar esta deliciosa carne asada necesitaremos ( con un pecho deshuesado daremos de comer a unas 13 personas) podremos congelar los rollos que nos sobren.Nos saldran unos 9 rollos.

1 pecho de ternera ( unos 6kg) con hueso.
sal
pimienta negra molida
gundilla cayena molida
pimenton picante
vinagre.
maizena
mantequilla
salsa perrins
vino tinto.
patatas.
curcuma

Elaboración:

Preparamos el horno colocando una bandeja abajo del todo con borde alto para recoger todos los jugos de la carne durante el asado, lo precalentaremos a 120ºc.

A la carne le quitaremos la telilla que esta pegada a los huesos como si fueran costillas de cerdo, pues eso hará que la carne se desprenda mejor del hueso. Salpimentamos a conciencia, añadimos tambien el pimenton y la cayena y untamos con el vinagre que hara que se ablande y coja un sabor muy particular, con el vinagre podremos ir untandole durante toda la cocción. Colocamos sobre la rejilla del horno y metemos programando 12 horas de reloj. De vez en cuando le daremos la vuelta. Es mejor dejarlo pòr la noche así por la mañana ya la tendremos lista.

Una vez pasadas las 12 horas dejamos templar dentro del horno, la sacaremos sobre la mesa de trabajo y deshuesaremos todo completamente hasta quedarnos con la carne unicamente, bien deshilachada y sin grasa. Formaremos cilindros con ayuda de papel film y con ayuda del papel de aluminio prensaremos estos cilindros por los extremos, dejaremos enfriar en la nevera.

Todo el jugo que recojimos del asado lo pasaremos a una cacerola, dejaremos reposar para que se asiente toda la grasa arriba, quitaremos con ayuda de un cacito toda que será mucha. En otra cacerola añadimos el vino tinto como un cuarto de botella y dejamos reducir a la mitad. Cuando la tengamos desgrasada por completo la aumentamos con agua pues lo que tenemos es un concentrado y lo llevamos a ebullición, rectificamos de sabor y cuando empiece a hervir se la añadimos a la cazuela con el vino, unas gotas de perrins y ligamos con maizena hasta obtener una textura de salsa ligera, añadimos unos trocitos de mantequilla para que brille y retiramos del fuego.

Las patatas las cortaremos en gajos con la piel, ya lavadas previamente, las echaremos a un bol y las salpimentaremos, les añadiremos curcuma, pimenton picante y cayena molida, mezclamos bien que se impregnen todas y las freiremos al momento de servir hasta que esten crujnientes por fuera y tiernas por dentro.

Para montar nuestro plato cortaremos un par de medallones gordos de la carne ya bien fria, la marcaremos en una sarten a fuego fuerte y le añadiremos un par de cucharadas de salsa bien colmadas, dejaremos en sarten que se caliente bien rociandola siempre con la salsa y serviremos en plato de presentación con algunas patatas gajo alrededor y podremos decorar con algun ramillete de romero, tomillo, ....

Este es un plato que lleva mas elaboración pero que no es dificil de hacer, tambien podemos asar la carne a temperatura alta y proceder de la misma manera pero se nos quedara mucho mas seca.

Espero que os guste y nos vemos en la proxima receta. Hata pronto.




















Comentarios

Entradas populares