Sergio Benito: Potaje de Garbanzos Chana Masala con Alcachofas.


Introducción:

  • Estamos a sólo unos días de comenzar la "Semana Santa" o bueno, como quieran llamarla porque por lo visto ahora ya no es tan santa para algunos, pero ajenos a polémicas políticas nos centraremos en lo que realmente nos importa, que es la gastronomía y llegando a estas fechas tan señaladas no podíamos obviar los "Potajes", generalmente de legumbres y verduras y con algún añadido proteínico que generalmente será bacalao en salazón, clásicos de nuestras cocinas de madres y abuelas, la religión hecha gastronomía y, aunque no me considero muy devoto de casi nada he de reconocer que para este tipo de platos tienen muy buen hacer y para darle un toque y un aire diferente yo he decidió hacer unas pequeñas molificaciones pero manteniendo el mismo espíritu de cuaresma a este "Potaje de Garbanzos Chana Masala con Alcachofas"
  • Me preguntaréis que que es el "Chana Masala", pues bien, no es otra cosa que un plato típico de la India, concretamente del norte, compuesto de garbanzos, tomates y cebollas, muy especiado y con un fuerte sabor cítrico aunque también puede llevar una gran cantidad y variedad de otros vegetales por lo que es muy apropiado para el marco en el que queremos incluir nuestro "Potaje" y altamente recomendado para dietas Veganas.

Información nutricional por 100gr:

  • 90 Calorías
  • 1,3gr de grasas
  • 13gr de Hidratos de Carbono
  • 4,4gr de Proteínas

Alérgenos e intolerancias:

 

Rendimiento, Tiempos, Coste y precio de venta:

  • Numero de Raciones: 8-10 Raciones
  • Tiempo de Preparación: 15 Minutos
  • Tiempo de Cocción: 25 Minutos
  • Dificultad: Media
  • Coste por Ración: 0,60€-1€
  • Precio de Venta al Publico: 3€

Ingredientes:

  • 500gr de Garbanzos ya cocidos (Por vosotros o de bote)
  • 1kg de Alcachofas
  • 3 Dientes de ajo
  • 1 Cebolla
  • 1 Pimiento verde italiano
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 2 Zanahorias
  • 100gr de Espinacas en hojas frescas
  • 3 cucharadas de Chana masala
  • 2 Cucharadas de harina de trigo
  • 6 Cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
  • 2 Guindillas cayenas (opcional) 
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Abundante aceite para freír

Elaboración:

  1. Lo primero será poner en remojo al menos 12 horas antes los garbanzos si los vamos a cocer nosotros y al día siguiente ponerlos a cocer desde agua fría con una pizca de sal hasta que estén tiernos a fuego medio durante aproximadamente unas 2h y 30´. También podemos usar un bote de garbanzos cocidos y ahorrarnos tiempo.
  2. Las alcachofas las lavaremos bien enteras y las pondremos a cocer desde agua fría sin pelar ni nada durante unos 25 minutos aproximadamente dependiendo del tamaño de estas. Cuando pase este tiempo las escurriremos reservandonos un litro del caldo de la cocción y las enfriaremos con agua fría, las pelaremos con ayuda de una puntilla hasta el rabo quitando las hojas duras y recortando la punta, cuando estén bien peladas las cortamos en cuartos y las reservamos en frío.
  3. En una olla añadiremos el aceite de oliva y pondremos los ajos pelados enteros pero aplastados con la hoja del cuchillo, los doramos y añadimos la cebolla y las guindillas, dejamos que se sofrían también y seguimos incorporando los pimientos en dados y las zanahorias en rodajas finas. Cuando todo el conjunto esté bien sofrito añadiremos los garbanzos y los saltearemos, la harina de trigo y la rehogaremos para que se cocine y el "Chana Masala", mezclaremos y cubriremos los garbanzos con el caldo de cocer las alcachofas ( si se nos quedara muy espeso añadiríamos caldo de verduras o agua), rectificaremos de sabor y dejaremos cocer unos 10 minutos, a 3 minutos de terminar la cocción añadiremos las espinacas frescas y dejaremos terminar de cocinarse todo el conjunto el tiempo restante. Retiramos del fuego y reservamos calientes.
  4. Las "Alcachofas" las podemos preparar de varias maneras para presentarlas acompañando a este delicioso "Potaje de Garbanzos Chana Masala", las mejores sin duda son en tempura, fritas en aceite pasadas por un poco de harina o salteadas en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. En cualquiera de las 3 formas salpimentaremos bien las alcachofas, las pasaremos por la masa de tempura, la harina o la sartén hasta que estén bien doradas y crujientes y las serviremos sobre el potaje o las acompañaremos a un lado. a mi personalmente me encanta la versión en tempura pues cuando se empapa del caldo de los garbanzos absorve todo el saborazo de estos y se convierten en un bocado de escandalo ( seguro que es un pecado). Espero que lo disfrutéis y que os guste. Hasta la próxima queridos lectores.

Fotos:





Notas, Consejos y Sugerencias:


  • Las alcachofas han de estar cerradas y bien duras, que no cedan y sin ninguna mancha marrón.
  • Evidentemente la mejor opción es cocer nosotros mismos los garbanzos pero es un producto que no tiene muchos químicos ni productos nocivos para la salud por lo que podéis usar los de bote sin problema.
  • Podéis congelar en raciones individuales el potaje e irlo usándolo durante la semana santa.
  • Siempre siempre verduras frescas por supuesto.
  • Si no tenéis "Chana Masala" usar una mezcla de cominos, semillas de cilantro, canela y clavo y un toque de limón.

Comentarios

  1. Que plato ,mas hermoso con tantos vegetales de mi gusto.Bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un plato muy de vigilia para todos los que no comen carne ya sea por temas religiosos o por temas de gustos, en cualquier caso es un plato que está muy bueno, lleno de sabor por las especias chana masala y muy nutritivo y saludable. Muchas gracias por tu comentario como siempre un placer verte por aquí.

      Eliminar

Publicar un comentario

Espero tus comentarios y estaré encantado de atenderlos y responder a todas las dusdas o preguntas que tengas.

Entradas populares