Salsa barbacoa casera.

Bienvenidos de nuevo queridos lectores, estos dias atras me entro la curiosidad de elaborar una receta de salsa barbacoa casera del todo comenzando desde su base y si bien a lo mejor estoy cometiendo algún tipo de sacrilegio para los mas puristas expertos en este tipo de salsas pido disculpas por anticipado, en cualquier caso ha quedado estupenda, la textura es magnifica y el sabor inigualable por lo que os animo a todos a elaborarla en vuestras casas y envasarla, eso si, hay que tener en cuenta que cunde muy poco y es algo elaborada por lo que si algún día os animais a hacerla os recomiendo que hagais cantidades importantes.

Ingredientes: Para unos 300ml de salsa.

,5kg de tomates pera maduros.
4 dientes de ajo pelados
4 cucharadas de miel de caña colmadas.
1 cucharada de vinagre
1 vaso de vino tinto 250ml
400ml de agua
2 cucharadas de aceite de oliva virgen
tomillo
oregano
pimienta negra
sal.

Elaboración:

Pondremos agua a hervir en una cazuela lo suficientemente grande para que nos entren todos los tomates.

Los tomates los lavamos, les quitamos la parte del tallo y les hacemos una cruz por el lado superior, los escaldamos unos 20-30 segundos en el agua hirviendo o cuando veamos que la piel se empieza a separar de los tomates, los sacamos a un recipiente con agua fria casi helada para cortar la cocción, los pelamos, y los cortamos en gajos, les quitamos las pepitas (Las guardamos porque nos pueden servir para otras elaboraciones) y cortamos la carne en cubitos. Reservamos.

En una cazuela que tendremos en el fuego añadimos el aceite de oliva y los dientes de ajo enteros pelados, dejamos que tomen un poco de color e incorporamos la carne de los tomates y sofreimos a fuego fuerte sin parar de remover, iremos observando como el tomate se va desaciendo hasta convertirse en un puré.Salpimentamos, espolvoreamos el oregano y el tomillo y seguimos rehogando para que tome un color rojo muy oscuro, en este momento añdiremos el vinagre y el vino tinto y dejaremos que reduzca hasta volver a quedarnos con la pulpa del tomate, incorporamos la miel mezclamos bien y cubrimos con el agua, llevamos a ebullición esta vez bajamos el fuego al medio y dejamos que vaya cociendo todo el conjunto durante unos 10 minutos, rectificamos de sabor y colamos con ayuda de un colador chino, el sobrante de colar la salsa no lo tiraremos pues nos sirve muy bien para marinar por ejemplo unas costillas para asar untandoselo a la carne.

En este momento podemos servir la salsa, guardarla para futuras ocasiones, envasarla o usarla para cocinar.

En este caso como era la primera vez que la hice no tuve en cuenta lo poco que me iba a cundir pero ahora que ya lo sé os lo digo a vosotros para que esteis informados y tengais en cuenta que si os poneis algún dia a hacerla que se haga por lo menos 3-4 kg de tomates, asi os saldra suficiente para varias ocasiones.




Comentarios

Entradas populares